Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Mabel Burguell, representado las Carmelitas de la Caridad Vedruna de Cataluña, valora la renuncia del papa como "una magnífica noticia" por lo que "representa históricamente que, después de muchos siglos, un Papa tenga la lucidez y el coraje de retirarse a tiempo ". También lo valora como "un gesto de grandeza de espíritu, de responsabilidad y de transparencia que da al pontificado de Benedicto XVI un toque de modernidad más allá de los clásicos esquemas de conservadurismo o de progresismo ".

Burgell destaca a CatalunyaReligió.cat que la decisión de Benedicto XVI muestra un pontífice "con suficiente fe para saber que no es él sino Cristo el único imprescindible en la Iglesia, y con bastante amor de esta Iglesia como para no querer que su debilidad le sea un lastre ". Así, cree que la decisión es fruto de un "largo diálogo interior" en el que "emerge el hombre Joseph Ratzinger, sabio teólogo, seguidor de Cristo y a la vez hombre envejecido y de salud frágil, con conciencia de sus límites" y "emerge el pontífice Benedicto XVI, consciente de ser una referencia y pilar de la Iglesia universal". En resumen, dice, "un gran ejemplo para todos".

Todos los comentarios a la renuncia de Benedicto XVI, aquí.