Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña, Xavier Puigdollers, coincide en que la "noticia sorprendente" de la renuncia de Benedicto "demuestra una personalidad abierta, sencilla, de un gran servicio a la Iglesia y al mundo". Una decisión que define como "generosa y humilde" porque "el Papa no quiere ser un obstáculo para el gran trabajo que hay que hacer. Se le tiene que agradecer esta predisposición y esta actitud".

De su pontificado Puigdollers destaca a CatalunyaReligió.cat que "ha intentado poner orden interno y, al mismo tiempo, ha sabido ofrecer un mensaje a la humanidad de paz y de amor". Esto se muestra en "la voluntad de afrontar problemas importantes, como la situación económica, la información interna y externa, y la pederastia. Ante las dificultades, que han sido muchas, no ha desfallecido". Y también en el hecho de que "como teólogo y pastor, nos ha dejado unas encíclicas muy importantes, impregnadas de amor y de generosidad".

El director general de Asuntos Religiosos también singulariza de este pontificado "la sintonía existente entre la Santa Sede y Cataluña, que debemos agradecer en buena parte a Benedicto XVI" y que se expresó claramente en la dedicación de la basílica de la Sagrada Familia.

Todos los comentarios a la renuncia de Benedicto XVI, aquí.