Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Salesianos) La semana pasada se cumplieron tres años del terremoto que devastó Haití. Han sido tres años de trabajo duro pero ya se empiezan a ver los frutos del esfuerzo y los apoyos recibidos.

Hoy, 20.000 niños, niñas y jóvenes reciben educación en alguno de los centros salesianos del país, más de 300 niños de la calle son atendidos en Puerto Príncipe y Cap Haitien y cada día se da una ración de comida a más de 10.000 personas en las 18 Escuelas del Padre Bohner. Además, en la actualidad, ya se cuenta con dos Escuelas Agrícolas (Cap Haitien y Fort Liberté), una Escuela Universitaria de Enfermería (Fort Liberté), dos centros para niños de la calle (Puerto Príncipe y Cap Haitien), cinco internados, once centros escolares (uno de ellos en Gressier donde estudian alrededor de 1.000 niños y jóvenes), nueve centros de formación profesional y dos centros de formación de profesores. "El objetivo de sacar a los alumnos de la calle ya se ha conseguido. Ahora seguimos trabajando para mejorar la calidad de la formación", explica Sylvain Ducange, provincial salesiano de Haití. El siguiente documental "El despertar de Haití "es un reportaje excelente que nos evoca la realidad de Haití antes y después del terremoto y el gran trabajo que realiza la familia salesiana en el lugar.

La ONGD VOLS, conjuntamente con la obra salesiana en Cataluña, Huesca, Andorra y Baleares, otras particulares y el donativo de Cáritas diocesana de Barcelona, ​​financiaron la Escuela Universitaria de Enfermería (Fort Liberté), al norte de Haití, que acoge a más de 150 estudiantes.

Campaña "Hijos de Haití"

Tissidor quiere jugar al fútbol y le gusta el color blanco. Julius se forma para ser soldador. Como ellos, más de 300 niños de la calle van al centro Lakou donde reciben atención y aprenden a leer y a escribir. Tras los 45 segundos que asolaron Haití, miles de niños perdieron a sus padres y terminaron en las calles. "Queremos que los niños y jóvenes de la calle sean útiles para la sociedad. No una pieza que se pueda cambiar. Sino jóvenes que aporten", dicen en Lakou. Todo este trabajo con los menores queda recogido en el documental "Hijos de Haití" producido por Kanaka films y dirigido por Raúl de la Fuente.

En 15 minutos, vemos a los hijos de Haití que tratan de sobrevivir cada día, en la calle, amenazados, sometidos a abusos... Pero también se habla de esperanza porque hay alguien que confía en ellos, que los acoge y que les ofrece una esperanza en el futuro. Son los misioneros salesianos que trabajan por un nuevo Haití. El documental se encuentra AQUÍ .