Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(David Casals/CR) Las comunidades que forman la Iglesia Evangélica de Cataluña, de tradición metodista y reformada, participan entre este fin de semana y el martes en el Sínodo de la Iglesia Evangélica Española (IEE), que se celebra en Palma de Mallorca.

En el caso de las iglesias de tradición reformada (también llamadas presbiterianas o calvinistas), el sínodo es su principal órgano de gobierno. Lo forman representantes elegidos democráticamente por las comunidades, y marcan la línea estratégica que debe seguir la iglesia. Igualmente eligen a los responsables de su funcionamiento entre sínodos.

Las iglesias protestantes se caracterizan por su diversidad, también a la hora de organizarse. Algunas tienen una estructura episcopal, o sea, con obispos, que se eligen de manera democrática, como es el caso de los anglicanos. También sucede en algunas iglesias luteranas como ocurre en la de Suecia y la de Noruega.

Otras iglesias se organizan en sínodos: son las iglesias presbiterianas, como por ejemplo, la IEE, las iglesias de Suiza, Escocia o los Países Bajos. Las comunidades locales eligen representantes a las mesas de los presbiterios - de ahí el nombre de las iglesias -, que agrupan a las iglesias de una misma región, y estos órganos eligen a sus representantes en la iglesia de ámbito estatal.

También hay comunidades congregacionistas: son iglesias independientes que deciden unirse o federarse, respetando siempre la independencia de la comunidad local. Finalmente, existe un cuarto tipo: las iglesias independientes, comunidades autocéfalas totalmente soberanas.

Joel Cortés, natural de Sant Cugat, preside la Comisión Permanente de la IEE, órgano que se ocupa de gestionar esta denominación entre sínodos. Durante la apertura del sínodo de Palma, el pasado sábado, recordó que el lema que debe guiar a las iglesias evangélicas es uno de los lemas que tienen los protestantes desde la Reforma del siglo XVI: 'Ecclesia Semper Reformanda', o sea, "la Iglesia reformada, siempre reformándose ".

Cortés indicó que la misión de las iglesias pasa por proclamar al mundo el Evangelio, pero que debe hacerlo "a la luz de los signos de los tiempos".

Cada sínodo de la IEE tiene un lema, y ​​el elegido para este año es una afirmación que hace el salmo 115: "El Señor se acuerda de nosotros y nos bendecirá".

"Es una expresión que quiere poner el acento en la confianza en el Señor de la Iglesia, en medio de un tiempo difícil donde la crisis golpea a millones de personas en el mundo y en el que los horizontes se han oscurecido. Como iglesia no podemos estar al margen de las cosas y tenemos que levantar la voz ", añadió Cortés, indicando que la iglesia debe proclamar la "fe irreductible en la proximidad a Dios, también en esta travesía por el desierto que ahora nos toca vivir ".

Las iglesias protestantes históricas deben estar "preparadas para crecer", indicó Cortés, "haciendo frente al desánimo que a veces nos invade, crecer espiritualmente y también crecer a pesar de nuestra conciencia de pequeñez".

El sínodo se celebra en Palma de Mallorca, donde hay presencia protestante desde el año 1877. En la actualidad hay comunidades de la IEE en Palma de Mallorca, Capdepera, Mahón y Es Castell.

La IEE es la denominación protestante más antigua de España, y forma parte de la Alianza Reformada Mundial y también del Consejo Mundial Metodista.