Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Carla Herrero Nebot/CR) "Gaudí es un fenómeno tan excepcional y monstruoso que supera el modernismo". Así de claro se mostró Daniel Giralt-Miracle, comisario de la exposición "Gaudí. La Sagrada Família de Barcelona" cuando se le ha preguntado por el estilo artístico y arquitectónico de Antoni Gaudí.

La exposición, que se inaugura el próximo 24 de noviembre, forma parte de una serie de actividades que se harán en Roma para todo el que quiera pueda conocer al arquitecto catalán y su obra.
 
Daniel Giralt-Miracle, que fue comisario del Año Internacional Gaudí, explica que la programación de esta exposición se ha hecho de manera inversa. "Durante el Año Internacional Gaudí intentamos acercar la obra del autor a través de diversas exposiciones. Esta vez lo que haremos es concentrar en una sola exposición todos los aspectos esenciales de Gaudí ".
 
Se trata pues, de una "exposición de iniciación que haga que el visitante tenga ganas de conocer con mayor profundidad este autor y venga a Barcelona a ver en directo parte de su obra", comenta Giralt-Miracle.
 
La exposición está dividida en tres aspectos. En primer lugar el artístico: mediante fotografías se podrán contemplar los colores y las formas. En segundo lugar los aspectos técnicos y científicos que Gaudí utilizaba en su arquitectura. Se trata de un sistema geométrico muy razonado que se podrá ver a través de fotografías, vídeos y dos maquetas de tamaño humano que permitirán al visitante "entrar en la Sagrada Familia" y en la otra apreciar las bóvedas del baldaquino y así tener la sensación de luz desde dentro. Finalmente la exposición pretende al explicar la ambición de Gaudí desde el punto de vista espiritual. "Queremos mostrar cómo Gaudí transmite el mensaje cristiano en todos los elementos de la Sagrada Familia", dice Giralt-Miracle. Esta parte de la exposición se explicará a través de muchos de los objetos originales que se salvaron del fuego de 1936 como lámparas, candelabros o atriles. Completarán estos objetos imágenes de las vidrieras de Vila-Grau y de la obra de Subirachs.
 
Finalmente el visitante se encontrará con lo que Giralt-Miracle considera como "la apoteosis final". Se trata de un vídeo de los momentos culminantes del acto de dedicación de la Sagrada Familia por el papa Benedicto XVI. Las imágenes han sido cedidas por Televisión de Cataluña y la Sagrada Familia.
 
"Para mí hacer una exposición como ésta era imprescindible", explica el comisario. "Hasta ahora había hecho más de una treintena de exposiciones que se basaban en el aspecto técnico y estético de Gaudí, pero ésta, además, trata el tema espiritual".
 
La exposición, que ocupa  casi 900 metros cuadrados del Braccio di Carlo Magno del Vaticano, irá acompañada con canto gregoriano de fondo cantado por la Escolania de Montserrat. "Gaudí. La Sagrada Familia de Barcelona "está pensada para cualquier ciudadano del mundo y la visita se puede hacer en inglés, italiano, catalán y castellano.