Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Una docena de cardenales y presidentes de dicasterios vaticanos han confirmado su presencia el próximo jueves 24 de noviembre en la inauguración de la exposición sobre Gaudí en el Vaticano. También asistirá el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y otros miembros del Gobierno. Así se ha comunicado la noticia este miércoles por la mañana, en la Sagrada Familia, en la rueda de prensa de presentación de la muestra "Gaudí. La Sagrada Familia de Barcelona. Arte, ciencia y espiritualidad".

El éxito de la visita del Papa, la próxima realización en Barcelona de la Misión Metrópolis o del Atrio de los Gentiles el próximo mes de mayo, junto con la exposición de Gaudí, son según el arzobispo cardenal Lluís Martínez Sistach algunos de los motivos que explican que "estamos viviendo una época dorada en las relaciones entre Cataluña y el Vaticano, quizá la más dorada que he conocido como sacerdote, obispo y cardenal".

Según el arzobispo de Barcelona, ​​la muestra será también "una presencia de la cultura catalana, del arte y de nuestra espiritualidad en Roma". Sistach ha destacado que en Roma saben que en Barcelona "se está haciendo un trabajo pastoral serio y que da sus frutos" y que en los últimos años "se han intensificado las relaciones personales para hablar de lo que estamos haciendo de primera mano".

El arzobispo Sistach ha definido este "llevar la Sagrada Familia a Roma" como "un agradecimiento a Benedicto XVI por su visita" y para "facilitar a los miembros de la curia romana y a los romanos que conozcan la Basílica y que se animen a visitarla".

"Creo que no es habitual una docena de cardenales en una exposición", comentó Sistach para destacar el eco que se espera de la exposición situada en el Braccio di Carlo Magno, bajo la columnata de Bernini dentro mismo de la Plaza de San Pedro. Ravasi, Vallini, Antonelli, Ruini, Cañizares, Somalo, Etchegaray, Ouellet, Fisichella, Carrasco, o el exnuncio Monteiro son algunos nombres de la lista de miembros de la curia que estarán presentes, junto con los arzobispos Pujol y Vives, y el abad Soler. Las autoridades están invitadas por la embajadora María Jesús Figa a una cena en la Embajada.

Un embajador de fe y de catalanidad

"Sabemos que quedaremos bien", dijo Joan Rigol, hasta ahora responsable de la Fundación de la Sagrada Familia, que con Antoni Matabosch, de la Fundación Joan Maragall, han sido los responsables de organizar la exposición junto con Acción Cultural Española (se puede consultar una amplia presentación aquí).

"Gaudí es un embajador de primerísimo nivel de fe y de catalanidad. Creyentes como Verdaguer o Maragall que desde la Iglesia contribuyeron a la Renaixença  (Renacimiento) cultural", explicó Rigol, y ha recordado que Gaudí ya es citado como uno de los referentes en el documento episcopal Arrels Cristianes de Catalunya. Según Rigol, la muestra también servirá para "presentar un estilo propio de la Iglesia catalana, estando presentes en el corazón de Vaticano siendo propositivos y constructivos".

Por su parte, Antoni Matabosch ha presentado los cuatro actos institucionales y académicos, que incluyen el concierto de temática navideña de la Escolanía de Montserrat el 13 de enero para cerrar la muestra. Matabosch recordó que los inicios de la exposición están en la petición que formuló hace tres años el cardenal Ravasi a la Fundació Joan Maragall para que organizara un "evento" en Roma.

La Obra Social "La Caixa", la Fundación Endesa, como patrocinadores, y el apoyo de la Generalitat han permitido que el acceso a los actos y a la exposición sea gratuito.

"No hemos podido trasladar el templo"

El Comisario de la Exposición, Daniel Giralt-Miracle, ha explicado los detalles de la muestra que presentará en 800 metros cuadrados los aspectos artísticos, técnicos y espirituales de la obra de Gaudí. Como preámbulo habrá una presentación de la Basílica de la Sagrada Familia y la última sala estará dedicada al estado actual del templo y a la presencia de Benedicto XVI.

Giralt-Miracle explicó que el objetivo es que "la Sagrada Familia sea entendida como la síntesis del mensaje cristiano y del lenguaje gaudiniano" que "más allá del aspecto arquitectónico cuenta la vida de Jesús".

Los visitantes podrán apreciar varios detalles del templo a través de vídeo y fotografía, y ver varios objetos litúrgicos creados por Gaudí: "No hemos podido trasladar el templo -un bien inmueble- pero sí que hemos podido trasladar los muebles".

Los visitantes también podrán circular por debajo de una reproducción a gran formato de las bóvedas de la nave. La Escolanía de Montserrat acompañará a los visitantes con una ambientación musical con grabaciones dirigidas por el padre Ireneo Segarra (más información en este dossier).

Por otra parte, durante la presentación de este miércoles, tanto Sistach como Rigol se han referido al impacto positivo de la visita del Papa que ha hecho aumentar un 40% las visitas al templo y que llegará por primera vez a superar los tres millones de visitas en un año, acercándose a los 3,5. En este momento ya lo consideran el monumento más visitado de España.