Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

La Sagrada Familia llega al Vaticano. Ravasi y Sistach presentan la muestra de Gaudí en Roma.

(Jordi Llisterri / Roma-CR). Decía Gaudí que "un templo es lo más digno para representar a un pueblo". Una frase que ha planeado este miércoles por la mañana en la sala de prensa del Vaticano en la que una numerosa delegación catalana ha presentado la exposición sobre Gaudí poco antes de la inauguración oficial.

Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura y el cardenal arzobispo de Barcelona, ​​Lluís Martínez Sistach, han presidido el acto acompañados del comisario de la muestra, Daniel Giralt-Miracle, y representantes de las tres instituciones que la organizan: el hasta ahora presidente del Patronato de la Sagrada Familia, Joan Rigol; el presidente honorario de la Fundación Joan Maragall, Antoni Matabosch; y la directora de producción y de exposiciones de Acción Cultura Española (AC/E), Cecilia Pereira.

Vértigo y orgullo

"Emoción de vértigo", esta es la expresión que ha utilizado Ravasi para describir a los numerosos periodistas presentes en la rueda de prensa su primera impresión cuando visitó el templo el año pasado. Para Ravasi es un vértigo físico -ha recordado como el arquitecto Jordi Bonet le acompañó a lo alto de los pináculos- que, a la vez, "te permite entrar en una impresión espiritual ".

Ravasi ha remarcado el interés del Pontificio Consejo por la obra de Gaudí como arquitecto por la suma de técnica, arte y fe que consigue y por la Sagrada Familia como una parábola de hoy de las grandes catedrales, "una obra que no se acaba nunca, un templo vivo ". El cardenal Ravasi explicó que este interés se visualizará en la sesión del Atrio de los Gentiles sobre belleza y fe que se celebrará en mayo en Barcelona. "La Sagrada Familia muestra un pueblo fuertemente orgulloso de su historia, su cultura, su lengua y su espiritualidad", concluyó.

Por su parte, Sistach ha agradecido el interés y sensibilidad hacia el templo de la Sagrada Familia expresado por el Pontificio Consejo para la Cultura y también por el de Nueva Evangelización. El arzobispo también ha remarcado cómo esta presencia en el Vaticano "fortalece nuestra romanidad".

Sistach ha recordado el hito alrededor del 2026 para terminar el templo coincidiendo con el centenario de muerte de Gaudí y la expectativa sobre la beatificación del arquitecto. En este sentido remarcó "el cristiano ejemplar" que era Gaudí, "que murió pobre a pesar de su fama y renunció a proyectos de todo el mundo para dedicarse a la Sagrada Familia".

Tras la rueda de prensa los responsables de la muestra han ofrecido a los periodistas una visita a la exposición que se podrá ver en el Vaticano hasta el 15 de enero y que clausurará la Escolanía de Montserrat con un concierto navideño.

Aquí podéis ver un resumen de las intervenciones en la rueda de prensa, la nota del servicio informativo de la Santa Sede, y el artículo sobre la exposición de L'Osservatore Romano que este jueves está en la primera página del rotativo.