Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Obispado de Urgell) El Arzobispo de Urgell, Joan Enric Vives, presidió el acto de inauguración de los nuevos locales que Cáritas de Urgell ha habilitado en la Seu d'Urgell, y puesto a disposición del proyecto "Alimentos para la solidaridad", que tuvo lugar el martes 29 de noviembre, al que asistieron las autoridades locales y comarcales. En el proyecto se integran además de Cáritas, el Consorcio de Atención a las Personas (integrado por el Ayuntamiento de La Seu y el Consejo Comarcal), la Cruz Roja y la ONG local la Seu Solidaria.

El Arzobispo elogió la labor conjunta que realizan estas instituciones, lo que -según sus palabras- hace que la "ciudad sea emblemática en este sentido, porque hacemos y hacemos juntos", y alentó a los asistentes a seguir trabajando en tareas solidarias, y así dar respuesta al lema de la campaña de Cáritas de este año "Vive sencillamente para que sencillamente los otros puedan vivir". Vives también ofreció a las entidades que hacen posible esta iniciativa, la posibilidad de encontrar más dependencias de la Iglesia para destinarlas a estas tareas.

El proyecto "Aliments per la Solidaritat" (Alimentos para la Solidaridad) se articula a través del "Centro de Alimentos para la Solidaridad" que está situado en los bajos de la calle de los Canonges, 5. Cáritas se ha hecho cargo del arreglo de este local, haciendo una rehabilitación integral que ha consistido en el arreglo de techos, pintura, renovación de la instalación eléctrica y en la adecuación de unos aparatos de refrigeración para la conservación de alimentos. El coste de las obras ha sido de 35.000 euros que han sido asumidos en gran parte por Cáritas.

Estos locales servirán para cubrir la necesidad de ofrecer una mejor atención a los usuarios: hay un aumento muy importante de demandas de ayuda debido a la aguda crisis y el espacio que se utilizaba hasta ahora tenía mala accesibilidad y se había quedado pequeño. En este sentido, la Concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de La Seu, Anna Vives, destacó que es un fenómeno que comenzaron a detectar a finales del año 2008, y que ha ido aumentando mucho en número y en tipología, llegando a las 320 familias que mensualmente acuden al Banco de Alimentos.

Los representantes de las entidades que integran el proyecto "Aliments per la Solidaritat", se mostraban muy satisfechos por la respuesta de la gente de la Seu y de la comarca en esta última campaña de recogida de alimentos que se llevó a cabo los días 25 y 26 de noviembre en supermercados. La cantidad recogida se duplicó respecto a la del año anterior; se pasó de 2.000 kilos de alimentos recogidos en la campaña del año pasado a más de 4.000 que se recogieron en sólo un día y medio, este año. Así, el director de Cáritas Parroquial de la Catedral, Lluís Nodar, expresaba en nombre de todos el agradecimiento a la ciudadanía de Urgell por la solidaridad que siempre demuestran, así como también a los más de cincuenta voluntarias y voluntarios y propietarios de supermercados de la Sede que hicieron posible el éxito de la campaña.

En estos nuevos locales se atienden las necesidades puntuales y se amplía la recogida a otros tipos de productos que no sean alimentos clásicos, como arroz o legumbres, y otros que también son de primera necesidad, pero que requieren un almacenamiento más específico , como la refrigeración correcta de algunos alimentos. De esta manera también se aprovecharán las ofertas de los grandes almacenes para maximizar y distribuir los alimentos frescos que se ven obligados a tirar diariamente a los contenedores.

En 2010 se distribuyeron unos 50.000 kilos de alimentos recogidos en diversas campañas y se atendieron más de 2.000 demandas de apoyo. Cáritas organizó la primera recogida de alimentos en el año 1997.