Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Pilarín Bayés desea Feliz año a lectores de CatalunyaReligió.cat.

(Carla Herrero Nebot / CR) Pilarín ha dedicado prácticamente toda su vida a dibujar. Hace cincuenta años que su vocación es su trabajo y con sus dibujos ha ilustrado libros que forman parte de la memoria de muchas generaciones de catalanes. Pero sus obras también se han exportado al extranjero. El ayuntamiento de Vic le ha entregado la medalla de la ciudad. Este es el año de Pilarín y CatalunyaReligió.cat ha ido a visitarla.

Es una mujer amada por los vigatanos y no puede dar más de cuatro pasos sin que alguien la pare para saludarla. La hemos acompañado a la antológica que le han dedicado en el Museo del arte de la piel de Vic. Allí está expuesta su obra hasta el próximo 8 de enero.

Como se puede apreciar en la antológica, la fe ha estado muy presente en la vida de Pilarín, tanto en su vertiente personal como profesional. De hecho, explica que fue un obispo el primero que dijo que "esta niña dibuja muy bien". Asegura que dibujar sobre temática religiosa "es un privilegio" y que en toda su obra intenta "dar un mensaje con los valores de raíz cristiana que podemos compartir con todos".
 
En la exposición nos cuenta tanto los dibujos sobre el libro del Apocalipsis como las numerosas vidas de santos que ha ilustrado: "Los santos siempre tienen algo diferente, un conflicto interior y, a la vez, una convicción de personas que saben lo que tienen que hacer".
 
Con Pilarín Bayes deseamos Feliz Año 2012 a los lectores y amigos de CatalunyaReligió.cat