Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Escola Pia) En el marco de un acto organizado por los grupos "Mou-te" de la Escuela Pía de Cataluña, el Presidente Jordi Pujol habló sobre valores y juventud con cerca de 90 chicos y chicas, el pasado sábado 21 de enero, en un acto en la Escuela Pía Balmes. En el marco de la formación para monitores de los grupos "Mou-te" de la Escola Pía de Catalunya, el Presidente respondió a sus preguntas y les alentó: "Preparaos: nuestro mundo espera algo vuestro". Pujol afirmó que "sólo nos sentiremos de verdad realizados si el beneficio propio es también beneficio para terceros".
 
El Presidente Pujol, quien como reconoció acepta siempre que puede las invitaciones para encontrarse con gente de su generación o con la gente joven, explicó que "a las personas mayores les digo siempre una cosa: somos de una generación que ha pasado una época muy dura y debemos sentirnos orgullosos. A la gente joven, a vosotros, no os critico que viváis una situación de mayor bienestar y con más facilidades, pero es necesario que os preparéis porque el mundo espera algo vuestro". Pujol añadió que las generaciones actuales "corren el peligro de pensar que cosas como la seguridad o el nivel económico que tienen son normales. Y hasta hace cuatro días, sus abuelos vivieron situaciones difíciles. Situaciones que tal vez ahora vuelven: estad atentos y pensad que estaréis mejor preparados para enfrentaros a ellas que lo estaban los que os precedieron".
 
La historia de los pueblos, de la sociedad, es como "el mar, que tiene olas que mantienen la vida, remueven el fondo marino, hacen avanzar las barcas... Olas que empiezan, van creciendo, se hacen fuertes y, finalmente, llegan a la playa y desaparecen. La historia de los pueblos es igual: viene una generación, que va creciendo, ahora tiene 18 años, ahora 25, ahora... son la semilla del futuro. Tienen fuerza y ​​energía. Hacen su trabajo y desaparecen para dar paso a una nueva generación". Para hacer este trabajo, el Presidente afirmó que "hay que prepararse. No tengáis miedo: asumirlo hace feliz. Cuando llega la hora del balance, haber hecho lo que te correspondía, hace feliz".
 
Para esta preparación, hay que hacer hincapié en 'el IVA': "hablar de ideas, valores y actitudes. Un país, una persona, no avanzan si no tienen las ideas claras, si no saben hacia dónde van. Y lo mismo sucede con los valores: se necesitan valores sólidos, consistentes". Y respecto a las actitudes, "se necesitan actitudes positivas, constructivas. Es más importante hacer que deshacer, construir que destruir". El Presidente hizo un llamamiento a favor de la responsabilidad: "primero, de uno mismo. Uno ha de sentirse orgulloso. Tenemos la obligación de hacer un esfuerzo por lo que se espera de nosotros. Hasta la persona más sencilla puede enviar un mensaje claro a la sociedad. Pero también somos responsables de los demás: tenemos que incluir en nuestro hacer de cada día la responsabilidad".
 
Según él, "ahora se ha introducido la moral de la realización: quiero realizarme a mi mismo, quiero ser algo y estar contento... Esto está bien, pero es importante saber que nos realizaremos en el servicio. Sólo nos sentiremos de verdad realizados si el beneficio propio es también beneficio para los demás". Contextualizó este mensaje en la tarea de ser monitor: "Mi responsabilidad como monitor es que los niños sean felices, aprendan de la naturalezara... y además, pasármelo bien. El principal beneficiario de lo que tú haces es la persona que depende de ti y eso es válido en política, en sociedad o en grupos. Hay que pensar en el individuo concreto. Amo a la humanidad: quiero a éste y a aquel ". Pero esta apuesta por la persona concreta no debe hacer olvidar que "la persona no saldrá adelante si no vive en un grupo, una cultura, una sociedad, un pueblo... que le permita crecer. Si el grupo no funciona, la persona no se beneficia".
 
Mou-te
 
Estos grupos son el espacio idóneo para compartir preguntas, inquietudes y el proceso de crecimiento personal así como para descubrir el Evangelio. Forman parte alumnos de entre 3º de Primaria y 2º de Bachillerato de las institucionesciones educativas de las Escuelas Pías de Balaguer, Balmes, Caldes de Montbui, Calella, Granollers, Igualada, Luz Casanova, Mataró, Olot, Sabadell, Sant Antoni, Sarrià y Tárrega, así como estudiantes de edad universitaria. También participan más de 250 monitores.