Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Obispado de Girona) "Necesitamos vivir con austeridad, no para acumular riqueza, sino para ofrecer ayuda a los demás", señaló el obispo Francisco en el acto de presentación de la Memoria de Cáritas Diocesana del año 2011.

El obispo de Girona en unas breves reflexiones  en torno a la acción de Cáritas, decía que en un entorno social de crisis económica la llamada evangélica se dirige a cada uno de nosotros: "¿Qué has hecho de tu hermano?, que conlleva  ¿qué has hecho por tu hermano?".

También intervinieron el Director de Cáritas Diocesana, Ramon Barnera, que destacó la gestión del Programa de distribuci ón de ​​alimentos, que promueven distintas administraciones e instituciones, con un presupuesto de 1, 3 millones de euros.

Ya entrando en los detalles de la Memoria, el secretario de Cáritas Diocesana, Martí Batllori, dijo que, en su conjunto se han mantenido todos los programas: Acogida, Alimentos, Vivienda, Tercera Edad, Educación, Inmigración, Laboral y Sensibilización, con una participación de 1.523 vovoluntarios y 79 profesionales, conjuntamente con el apoyo de empresas, entidades y administraciones. Más de diez mil personas fueron atendidas por Cáritas en los diferentes programas.

En el turno abierto de cuestiones, también se informó de la incertidumbre que se vive en estos momentos en cuanto al alcance de los recortes que pueden sufrir algunas de las aportaciones por parte de las diferentes administraciones, especialmente ante el hecho del aumento de las demandas y el incremento de las actuaciones.

Por su parte el obispo señaló que, a su entender, los orígenes de la crisis no eran solamente de carácter técnico, sino también de principios morales y que había que recuperar la dimensión ética hasta los niveles personales. El Sr.. Barnera, director de Cáritas añadió que "antes de que rescatar bancos , hay que rescatar personas ".

Se puede consultar la memoria anual aquí.