Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Este sábado se ha inaugurado la rehabilitación de la Casa de la Sangre, en la Plaza del Pi, y la reforma del cancel de entrada a la basílica de Santa Maria del Pi. Gaietà de Casacoberta, rector de la Basílica, ha estado acompañado del Arzobispo de Barcelona, ​​Martínez Sistach y el Alcalde de Barcelona, ​​Xavier Trias. El acto comenzó con los parlamentos de las autoridades desde el cancel reformado abierto en la Plaza del Pi. Casacoberta destacó la reforma del cancel de acceso al templo como un nuevo espacio de diálogo entre la fe y la cultura, abierto a la ciudad de Barcelona siguiendo la estela del Atrio de los Gentiles, ya que esta operación ha hecho visibles los populares Gigantes del Pi que se alojan en un nuevo escaparate. También se ha dignificado el espacio de entrada que se ha significado con una gran cruz de madera retroiluminada y un nuevo acristalamiento que permite visualizar las bóvedas de crucería desde el exterior. El alcalde de Barcelona, ​​Xavier Trias, agradeció el trabajo de rehabilitación de la Casa de la Sangre y destacó su labor social que tiene continuidad en las múltiples obras que realizan entidades de Iglesia como Cáritas Diocesana o el albergue para indigentes de los Hermanos de San Juan de Dios. Por su parte, el Arzobispo de Barcelona, ​​Lluís Martínez Sistach, profundizó en el vínculo entre la cultura y la espiritualidad en los actuales tiempos de crisis económica.
 
Posteriormente, la comitiva se desplazó a la rehabilitada Casa de la Sangre, desde donde pudieron ver, desde el balcón, el baile de los Gigantes del Pi. El acto de inauguración concluyó con una visita al Museo de la Basílica de Santa María del Pi, haciendo una parada especial en la sala de la base del campanario donde se alojan diferentes objetos de orfebrería litúrgica de gran valor artístico, y un breve recital coral en el patio interior de la rectoría, el antiguo huerto del rector, otro espacio que se incluye en la visita de la Basílica.

La reforma del cancel de acceso al templo ha sido diseñada por los arquitectos Giuseppe Giacalone, Marona Viladot y Eloi Aran, del despacho T113, que ya han realizado otras obras de temática religiosa como la Capilla de Pentecostés en el Casal Loiola, la Capilla de la Enfermería Provincial de la Compañía de Jesús en el Centro Borja, en Sant Cugat, o el Proyecto por el Centro Parroquial de San José Obrero en Torreforta, Tarragona. Podéis encontrar parte de la memoria del proyecto para la reforma del cancel de acceso al templo en dos artículos en el blog de Catalunyareligio "Betel. Arquitectura, arte y religión".