Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Este lunes el obispo de Girona, Francesc Pardo, ha publicado una nota a raíz de los incendios del Empordà, dentro del territorio del obispado de Girona. En la nota se dirige a los afectados "compartiendo su sufrimiento por las pérdidas y por la angustia". El obispo también pide a las parroquias una plegaria por los muertos, heridos y afectados y agradece la labor de quienes están trabajando en la extinción.

Por otra parte, la Fundació Pere Tarrés ha informado que los dos centros del Movimiento del Centros de Esplai Cristianos que estaban en las zonas del fuego ya han sido desalojados y están bien.

El conseller de Benestar Social i Familia, Josep Lluís Cleries, ha seguido desde el inicio del fuego la evacuación de los niños afectados y este lunes se ha desplazado al centro de emergencias de Figueres. Unos 800 niños han sido evacuados de acampadas y casas de colonias por el incendio del Alt Empordà. El conseller ha explicado que el Alt Empordà es una de las zonas donde se hacen más colonias y acampadas y que se ha hecho "un seguimiento grupo por grupo para garantizar que todos los niños puedan volver a casa".

Algunos de ellos, como un grupo de 90 niños de un esplai del MCEC de Barcelona ha vuelto este lunes al mediodía, después de que este domingo fueran evacuados del campamento de Capmany donde pasaban una temporada de colonias y los llevaron a pasar la noche en la base militar de Sant Climent Sescebes.

El consejero ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" a las familias ya los monitores y responsables de las casas de colonias y también ha agradecido mucho el apoyo y el trabajo realizado por las entidades para hacer posible que los niños hayan sido evacuados y estén todos a salvo.

El Departamento informó que está "en constante contacto con el Departamento de Interior y el cuerpo de Bomberos para garantizar la seguridad de todos los niños y jóvenes que se encuentran de colonias o campamentos para las zonas afectadas". Añadió que las familias han sido informadas de la situación desde el primer momento.

Aquí se puede leer la nota del obispo de Girona:

Nota del Obispo de Girona con motivo del incendio en el Alt Empordà

Ante el incendio que está sufriendo buena parte del Alt Empordà quiero dirigirme a todos los afectados compartiendo su sufrimiento por las pérdidas y por la angustia y ofrecer la colaboración de nuestra Iglesia diocesana con todo aquello que esté a nuestro alcance.

También pido a todas las parroquias del obispado que se rece para todos aquellos que han perdido la vida, que están gravemente heridos o que sufren más directamente los efectos del siniestro.

En este momento, en que se muestra el grado de solidaridad de nuestro pueblo, hemos de agradecer el trabajo que se hace desde los municipios afectados, de los bomberos, los agentes forestales, el ejército y  todos los cuerpos de seguridad de las Administraciones públicas, así como los esfuerzos que otros profesionales y voluntarios están invirtiendo, incluso poniendo en riesgo la propia vida.

Con todo el cariño ruego por todos vosotros.

Francesc Pardo, obispo de Girona.