Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Generalitat de Catalunya) Este viernes se presentó la restauración de la iglesia de Sant Esteve de Marenyà el municipio de La Tallada d'Empordà. La rehabilitación de la iglesia ha sido posible gracias al acuerdo entre la Generalitat de Cataluña, la Obra Social "la Caixa" y el Obispado de Girona. Esta actuación está incluida dentro del programa Romànic Obert que impulsan conjuntamente "la Caixa" y el Departament de Cultura con el objetivo de donar un impulso renovado a la puesta en valor, revisión, mejora y prevención de este importante legado patrimonial.

Los trabajos de restauración del campanario comenzaron en agosto de 2011 y finalizaron el pasado mes de abril. Han sido, pues, nueve meses en los que se han podido llevar a cabo las tareas necesarias para poner en valor este monumento y hacerle recuperar todo el esplendor.

La restauraciónación ha permitido actuar en tres frentes. En primer lugar en el exterior del edificio, sustituyendo toda la cubierta del cuerpo principal, reparando las jambas de piedra natural en mal estado de la portada principal y del oráculo de la sacristía, reparando las fisuras en los muros exteriores y impermeabilizante los muros de cerramiento, entre otras actuaciones.

En lo que respecta al interior de la iglesia, también se ha llevado a cabo una tarea de impermeabilización, una reparación de la puerta de acceso, se ha intervenido en las grietas interiores y se ha renovado la carpintería de las ventanas, entre muchas otras pequeñas actuaciones de mejora.

La aportación de la Obra Social "la Caixa" también ha permitido actuar en las pinturas murales del altar. Gracias a esta intervención se han podido recuperar 6 metros cuadrados de pinontura tras un proceso de limpieza de la capa pictórica y de su fijación en algunas zonas.

La presentación de la rehabilitación la hicieron este viernes el director general de Patrimonio Cultural de la Generalitat de Cataluña, Joan Pluma, el delegado de Patrimonio Cultural del Obispado de Girona, Joan Naspleda, y la delegada de Área de Negocio de "la Caixa "del Empordà, Carme Anglada.

La iglesia de Sant Esteve está ubicada en la parte más alta del núcleo de Marenyà, en la Tallada d'Empordà. Fue construida en el siglo XI y se calcula que la fachada principal podría pertenecer a los siglos XII o XIII. En la misma época se debería decorar el interior del ábside con las pinturas murales.

Esta restauración forma parte del programa Romànic Obert. Esta línea de actuación iniciada por la Generalitat y la Obra Social "la Caixa" para la conservación del patrimonio arquitectónico catalán, dispone de una inversión global de 18.275.000 euros para llevar a cabo dos acciones paralelas: una dirigida a la restauración y mejora de monumentos y elementos románicos, y la otra, a la difusión de idiomas de réo, estos bienes patrimoniales.

Esta inversión por parte de "la Caixa" ha permitido llevar a cabo diferentes actuaciones en un total de 77 monumentos y elementos del patrimonio románico catalán. Las actuaciones que se hacen incluyen, además de trabajos de restauración y conservación, intervenciones arqueológicas, de saneamiento, señalización y adaptación a persones con dificultades de movilidad.

La comarca del Baix Empordà tiene seis monumentos en los que se interviene, con una inversión total de casi 1,3 millones de euros aportados por la Obra Social "la Caixa". El proyecto de restauración de la iglesia de Sant Esteve de Marenyà en la Tallada d'Empordà que hoy se presentó ha tenido un coste de 245.000 euros.

Los otros cinc monumentos de la comarca del Baix Empordà incluidos en el programa Romànic Obero son la Iglesia de Santa Coloma de Fitor, en Forallac -con una inversión de 215.000 euros-, el Castillo-Palacio de la Bisbal -150.000 euros-, el Castillo de Sant Esteve de la Fosca en Palamós -130.000 euros-, el Monasterio de Sant Feliu de Guíxols -150.000 euros- y el Monasterio de Sant Miquel de Cruïlles -400.000 euros-.