Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Ramon Bassas - CR) Este jueves día 2 de agosto, como cada año, el Santuario de Els Àngels celebra su fiesta con diversas actividades, almenos para todos los gustos. La eucaristía de la mañana será presidida por Mons. Francesc Pardo, Obispo de Girona, habrá sardanas, espectáculo de magia, habaneras chocolatada para todos, hinchables para los niños, y durante toda la tarde concurso de pintura y paseos con burro (podéis ver el programa completo aquí).

El evento se celebra en la festividad de la Virgen de los Ángeles, patrona de este antiguo y emblemático santuario de la Diócesis de Girona, situado a 484 metros de altitud, en el macizo de las Gavarres, en el municipio de San Martí Vell pero punto de referencia de todos los gerundenses. Desde tiempos inmemoriales había la costumbre en Girona de ir al menos una vez al año a este santuario para hacer las devociones a la Virgen. La anécdota del santuario es que en 1958 su fama se extendió por todo el mundo cuando fue el lugar escogido por Salvador Dalí para contraer matrimonio con Gala. También ha sido conocido por ser lugar de entrenamiento de ciclistas como Lance Amstrong y Roberto Heras, entre otros.

La historia de Els Àngels comienza el año 1409, cuando varios propietarios de las masías cercanos a esta iglesia, obtuvieron permiso del obispo Descatllar para edificar una ermita dedicada a la Virgen. La tradición afirma que enla antigüedad había sido un lugar de culto de la gran madre Cibele, que habría dado nombre al vecino pueblo de Madremanya, Matre Magna en latín. El 1420 se acaba la primera capilla y inmediatamente se convierte en un gran centro de peregrinación para pedir salud. La Cofradía de la Virgen de los Ángeles, encargada desde el 1.683 de administrar el santuario y nombrar el capellán, emprendió la ampliación de la capilla primitiva y la construcción de una hospedería para los peregrinos.

La leyenda, sin embargo, dice que la construcción de la capilla, terminada en 1420, se hizo a raíz del descubrimiento de una imagen románica de la Virgen por unos campesinos del lugar que observaron una gran luminaria que salía del Puig Alt. La imagen era tallada en madera y tenía un ángel a cada lado, además estaba el Santo Lienzo, con la representación de la Virgen entre ángeles.

Desde el 1424 los obispos de Girona concedían indulgencias a los que visitaban la capilla y ofrecían limosnas, que servían para comprar ornamentos. Especialmente generosa fue la donación de los señores de Púbol, Bartolomé de Corbera y Margarita de Campllong, en 1437: un retablo pintado con la Virgen en el centro. Los habitantes de Girona acudían a los Ángeles en procesión para obtener remedio y prevenir inundaciones, pestes, guerras y bandoleros.

El Santuario se ofrece como una de las ofertas turísticas de la zona. Desde estas cumbres se ve una panorámica extraordinaria del llano de Girona, del Baix Empordà, de las islas Medes, Pirineos, el Montseny y las Guilleries. Destacan, aparte de los parajes, sus especialidades gastronómicas (ver aquí ) y sus actividades (véase aquí). Para hacer estancia en el santuario se puede hacer la reserva desde aquí . Entre los años 2005 y 2008, el santuario de la Virgen de Els Àngels, tuvo una restauración exhaustiva. La última es de 2011.

Recomendamos el artículo de Jordi Vilamitjana y Pujol en Diari de Girona (01/08/2008), aquí .

(Foto: Antonio Torres - Flickr)