Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Juan Antonio Cedó/Iglesia de Tarragona) El ocio es la propuesta de educación de la fe en el tiempo libre. Ayuda al encuentro con Jesucristo y a encontrar los valores que se fundamentan en el Evangelio, a partir del cual se comprende la finalidad de los recreos y los objetivos de sus acciones y las dinámicas que las concretan.
 
 
En el Arzobispado de Tarragona, la Fundación Santa María de Siurana, integrada en la Delegación diocesana de pastoral juvenil, coordina los diferentes servicios que ayudan a los espacios de tiempo libre en esta voluntad evangelizadora, desde la pedagogía propia de la educación en el ocio, para que puedan ofrecerla a los jóvenes, adolescentes y niños.
 
 
Desde la Federación de Centros de Ocio Cristianos, el Servicio de Colonias de Vacaciones y la Escuela del Ocio se apoya a los centros recreativos y se ayuda también a que, en la Iglesia diocesana, se pueda encontrar lo que es necesario en el trabajo pastoral de educación en el ocio.
 

Un proyecto educativo cristiano incluye la dimensión evangelizadora. Nos corresponde a todos sabernos impulsores: monitores y directores del ocio con su consiliario, rectores de las parroquias que lo promueven o los que ayudan desde la Fundación Santa María de Siurana, entre otros.

Artículo publicado en el número de julio de la revista diocesana Iglesia de Tarragona.