Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Ramon Bassas - CR) En el día de la Virgen de agosto se hace una gran fiesta en el Santuario del Om, a Pelacalç, aldea del municipio de Ventalló (Alt Empordà) que también celebra su fiesta mayor ese día. Su rector, el P. Francesc Giol, nos explica que "a las diez de la mañana se celebra el Oficio, que se hace fuera, bajo los árboles, y desués bailaremos sardanas". El encuentro finaliza con una comida popular..

La Virgen del Om era invocada para enseñar a hablar a los mudos. Según una fábula, una pastora muda encontró la imagen de la Virgen en el tronco de un olmo (en catalán 'om'). También se cuenta que el año 1686 una chica de Cabanes que era muda empezó a hablar gracias a un milagro de la Virgen del Om. El relato sobre la Virgen del Om es recogido en el libro Jardín de María , obra de Narcís Camós (Girona, 1621 - Barcelona, ​​1664), editada recientemente en faxímil (2008). Los gozos se pueden consultar aquí. El maestro Enric Vilà le dedicó una de sus sardanas.

"La mayoría de templos de vírgenes encontradas celebran su festividad el 8 de septiembre, el domingo antes o bien el domingo después, coincidiendo con la celebración de la natividad de María", explica el periodista Ángel Rodríguez Vilagran en el artículo "Les marededéus trobades a les comarques de Girona(Revista de Girona, núm. 238, Girona 2006). "Hay, sin embargo, algunas excepciones: las Salinas (domingo después del 1S de mayo y primer domingo de agosto), el Vilar (martes de Pascua y último domingo de octubre) o el Om (15 de agosto)", continúa. Probablemente la fiesta titular del santuario es el día de la festividad de la Asunción de la Virgen, y no el día del nacimiento, debido a que el templo del Olmo había sido parroquia de Pelacalç y, como hemos dicho en otros artículos, las fiestas locales se celebraban este día a falta de patronazgos locales.

En este artículo citado, Rodríguez vincula a los cultos marianos gerundenses a transformaciones cristianas de antiguos cultos paganos y romanos. Y, como prueba, aporta los atributos icónicos de esta advocación mariana. "Tanto el olmo como el roble -árbol preferido también por la Virgen- simbolizaban en las antiguas culturas paganas la fortaleza y la perdurabilidad. El olmo era curiosamente el árbol del dios Mercurio -la versión romana del dios griego Hermes- , lo que hacía de intermediario entre el mundo terrenal y el espiritual ", concluye el artículo.

Otro artículo muy recomendable on line es "El santuari de la Mare de Déu de l'Om, patrona de l'Empordà i advocada del bell parlar", publicado en el núm. de 1959 (I, p. 163-172) de los Annals del Instituto de Estudios Ampurdaneses y firmado por Jaume Caussa Sunyer (aquí), donde dice que "Por la Virgen de agosto, fiesta mayor del santuario, se hacía un gran encuentro; el ermitaño daba cuenta de la captación del año; estos donativos servían para sufragar el culto a la Virgen, y un oficio funeral por el alma de los donantes fallecidos".

La iglesia de Santa María del Om, que, como decíamos, fue la antigua parroquia de Pelacalç, es hoy un santuario que depende de la parròquia de Sant Sadurní de Montiró y ya aparece documentada en el año 1279. Durante el siglo XVII el templo se convirtió en santuario mariano. La primitiva imagen de la Virgen era una talla de madera posiblemente románica. El año 1605 se bendijo una nueva talla. En 1863 un incendio destruyó esta imagen y se hizo una nueva. Finalmente después de una nueva destrucción durante el año 1936, Se. Instaló una nueva imagen en 1953.

La iglesia actual es una edificación románica con muchas modificaciones posteriores. De una, la cabecera es un producto de reformas tardías y el ábside románico ha desaparecido. En la fachada principal se encuentra la portalada románica de un arco de medio punto que da acceso a una apertura rectangular sobre la que hay una linda y un espacio a modo de tímpano, cubierto de rebozado. El arco es semicilíndrico, en forma de media caña, seguido por una arquivuelta, a modo de guardapolvos, decorada con escaqueado. Los montantes del arco están formados por dos columnas cilíndricas con sendos capiteles. Estos capiteles presentan decoración de tema vegetal. Sobre la puerta es visible el arco de una ventana románica de doble sesgo, que fue destruida al abrir un rosetón moderno. La fachada está coronada por un campanario de dos arcos de medio punto, también de época reciente. La bóveda de la nave es apuntada y permanece cubierta por una costra de cal. El aparato románico que se puede ver en algunos muros exteriores y también del interior está formado por pequeños sillares no muy escuadrados, que se afilian (s. XI-XII).Su cementerio cercano fue tristemente famoso hace pocos años por la profanación de unas tumbas a causa de una gamberrada.

Mostra Elements festius d'origen religiós en un mapa más grande

Foto: Parroquia de Sant Martí d'Empúries