Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Catalunya Cristiana) La noche del 25 de septiembre de 1962 fue una noche trágica para todo el Vallès. Aún hoy, cada vez que llueve con cierta fuerza, hay personas, sobre todo personas mayores, a las que les invade el recuerdo nervioso de aquella riada terrible que sacudió la zona y provocó más de 800 muertos. También la Iglesia se ha querido hacer presente en este aniversario con la celebración el 23 de septiembre, a las 20 h, de una misa en la catedral del Santo Espíritu, presidida por Josep Àngel Saiz, obispo de Terrassa, en recuerdo de las víctimas de las inundaciones.

Ver más, aquí.