Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri - CR) "El cardenal Bertone ha contribuido de manera decisiva a fortalecer los viejos puentes de la sociedad catalana con Roma y en especial con la Sede Apostólica. Con el cardenal Bertone, Cataluña ha encontrado una cordial comprensión de nuestra personalidad, de nuestra lengua, y de nuestra cultura, hasta el punto de que podemos llegar a decir que cuando está entre nosotros sabemos que se encuentra como en casa ". Éste es uno de los argumentos que utilizó el cardenal Martínez Sistach para alabar la trayectoria del secretario de Estado del Vaticano que le ha hecho merecedor del premio Conde de Barcelona.

El rey Juan Carlos I presidió este martes la entrega del premio promovido por la familia Godó y el diario La Vanguardia. El acto se realizó en el Monasterio de Pedralbes con la presencia de las máximas autoridades de Cataluña y una significativa representación civil y eclesial, pocas horas después de la convocatoria electoral catalana.

Las intervenciones que glosaron al premiado, del rey, del cardenal Sistach y del editor Javier Godó , coincidieron en señalar que el premio reconocía "el rol que desempeña la Iglesia católica para ayudar a los más frágiles de la sociedad", en especial en este momento de crisis y con Cáritas como ejemplo más visible.

El cardenal Bertone, agradeció recibir el premio internacional Conde-de-Barcelona con un discurso en buena parte en catalán, como es habitual en la presencia de representantes de la Santa Sede en Cataluña. El secretario de Estado se centró principalmente en explicar el trabajo de la diplomacia vaticana y el servicio que quiere prestar "a los pueblos de la tierra trabajando para su bien y su desarrollo, colaborando en intentar contribuir a la justicia, la solidaridad y la paz entre las naciones del mundo ". Un discurso que el mismo martes por la tarde ya publicó prácticamente entero L'Osservatore Romano.

Bertone anunció que el importe del premio lo dividiría en partes iguales entre el proyecto Jóvenes en el Paro de Cáritas de Barcelona y un proyecto educativo liderado por una hermana capuchina de la Madre del Divino Pastor.

El reconocimiento a Bertone también tuvo también un visible aire salesiano. "La patria espiritual del cardenal Bertone, está siempre en la de aquel niño del oratorio de Valdocco, de aquel alumno del Liceo Salesiano de Valsalicie, en Turín, y en aquel joven del noviciado salesiano de Monte Oliveto ", dijo el cardenal Sistach. Un vídeo -ideado por los periodistas Rafael Nadal y Arturo San Agustín- repasó la presencia de Bertone en los últimos años en España y su visita a Cataluña hace dos años para presidir la beatificación del padre Tous y la inauguración del órgano de Montserrat y la vigilia de Santa María .

El rey Juan Carlos también destacó "los ideales que representa el cardenal Bertone y la guía moral que Benedicto XVI significa para el mundo" y definió Cataluña como "maestra en la misión de transmitir savia nueva desde raíces profundas ".

El acto tuvo un tono marcadamente institucional con la presencia de las máximas autoridades de Cataluña y de la ciudad -el presidente Artur Mas, la presidenta Núria de Gispert y el alcalde Xavier Trias- y del ministro Jorge Fernández Díaz. También  asistió el secretario general socialista, Pere Navarro.

En el ámbito eclesiástico, estuvieron casi todos los obispos catalanes encabezados por los arzobispos Jaume Pujol y Joan-Enric Vives, y los cardenales Antonio M. Rouco y Antonio Cañizares, y el nuncio Renzo Fratini. También había una presencia numerosa de representantes de las instituciones religiosas de Cataluña como la Unión de Religiosos, la Fundación de la Escuela Cristiana, la Facultad de Teología de Cataluña, Cáritas, el Opus Dei, el Patronato de la Sagrada Familia o la Fundación Joan Maragall.