Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Fundación Pere Tarrés) "El compromiso social de los cristianos" fue el eje de la conferencia del Fórum Social Pere Tarrés que ofreció el pasado viernes el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Sebastià Taltavull.

"El compromiso social es una consecuencia de la fe" porque "creer no es un hecho privado", explicó como primer eje de su intervención. Como segundo eje habló de la importancia de decidir si "soy yo el centro de mi vida o quiero que los demás tengan cabida". Como tercer punto, Taltavull recordó que el comproomiso social pertenece a la naturaleza de los cristianos porque "es inherente al seguimiento de Jesús". En este sentido aseguró que "la caridad es el alma de la solidaridad" y que ante la urgencia de ayuda a una persona necesitada caen todas las barreras ideológicas, de etnia y de religión. Según el obispo auxiliar, el gesto de romper el pan en la Eucaristía ya implica el compartir. "Cada eucaristía debería ser como un revulsivo social", afirmó.

"Una Iglesia que siente el gozo y la responsabilidad de hacer llegar el mensaje a todo el país" fue el cuarto aspecto que citó Taltavull valorando la "participación en la vida social y política y la libertad frente a los nuevos líderes sociales". En este punto, tuvo unas palabras de reconocimiento para las entidades sociales de iglesia que trabajan por la dignidad de las personas atendiendo a los colectivos más desfavorecidos. Como último eje de este compromiso, el obispo auxiliar de Barcelona se refirió a la posición frente a la crisis económica. Taltavull explicó que "todas las fases del proceso económico tienen consecuencias morales", por lo que reclamó "una economía que esté al servicio de las personas". "Hay que reivindicar que las cosas se hagan con principios morales, éticos y de justicia social", aseguró.

Ante una audiencia formada por responsables de entidades sociales, el obispo auxiliar de Barcelona contestó a preguntas sobre el sentido de la evangelización que Taltavull definió como "ofrecer amistad, acercarse al otro".

Por la "Cuina de l'Alberg" de la Fundación Pere Tarrés han pasado personalidades como presidentes de la Generalitat, Artur Mas, José Montilla y Jordi Pujol; el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering; el Abad de Montserrat, y expertos del mundo académico y empresarial, entre otros ponentes.