Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Obra Social "la Caixa") Algo funciona muy mal en nuestro sistema alimentario. El mundo produce lo suficiente para que todo el planeta pueda comer y, en cambio, 870 millones de seres humanos se van a dormir cada noche con hambre, y cerca de 1.000 millones más padecen distintas formas de riesgo de obesidad, enfermedad que ya se ha convertido en crónica en muchos países. Más de una cuarta parte de la comida que producimos acaba en la basura, debido a un sistema de comercialización ineficiente y a un modelo de consumo basado en el despilfarro y las exigencias caprichosas. En muchos casos, el sistema alimentario exprime los recursos naturales hasta que se agotan: un solo ciudadano occidental consume, en promedio, tanta energía, agua o alimentos como, aproximadamente, diez ciudadanos asiáticos o africanos juntos.
 
La exposición Justicia alimentaria. Sembrando esperanza realizada por el Área Internacional de la Obra Social "la Caixa", con la colaboración de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) e Intermón Oxfam, se inicia con la problemática de la distribución y el acceso a los alimentos a escala global. A partir de ahí, y a través de 30 fotografías que Pep Bonet (2 º premio World Press Photo 2009 y  1 º premio FotoPres 2003) hizo en diferentes comunidades rurales de Bolivia y Tanzania, y con el comisariado de Gonzalo Fanjul, especialista en políticas de desarrollo, la muestra expresa los desajustes del sistema alimentario y da voz a los pequeños agricultores, que, aunque son los que sufren de una manera especial el hambre, son a la vez una solución necesaria para el futuro de la alimentación en el planeta.
 
Una vitrina con 400 kilos de comida tirada abre la exposición y pone de manifiesto la principal paradoja del sistema alimentario. En los países industrializados una familia de cuatro miembros tira una media de 400 kilos de alimentos al año, según la FAO. Globalmente, esto supone que cada año los países ricos desperdician prácticamente la misma cantidad de alimentos (222 millones de toneladas) que la totalidad de la producción del África subsahariana (230 millones de toneladas). La consecuencia de ésta desigualdad es que, mientras que 870 millones de seres humanos pasan hambre en el mundo, cerca de 1.000 millones más sufren diferentes formas de obesidad.
 
Justicia alimentaria. Sembrando esperanza se puede visitar en CaixaForum Barcelona del 11 de octubre de 2012 al 6 de enero de 2013. Después la exposición viajará a CaixaForum Madrid y CaixaForum Palma.
 
 

Acceso a Youtube para Visualizar