Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(David Casals / CR) En tiempos de crisis económica, son muchos los expertos o los tertulianos que contraponen las sociedades católicas con un mundo protestante basado, supuestamente, con la austeridad y el puritanismo. Coincidiendo con el Día de la Reforma, que fue el pasado 31 de octubre, nos preguntamos: ¿es realmente así?
 
Responde Ignacio Simal, presidente de la mesa de la Iglesia Evangélica de Cataluña y pastor protestante en L'Hospitalet que, en declaraciones a Catalunya Religió dice: "Esta interpretación es, en parte, un mito interesado que condena a priori a la Europa del sur".
 
"Que existen dos talantes ante la vida es evidente y posiblemente venga de que Cataluña y la Europa del Sur han sido mediterráneas antes que católicas", u ortodoxas en el caso griego, asegura el doctor en teología.
 
Por ello, Simal está firmemente convencido de que ni Lutero ni Calvino ni ningún reformador cuestionaría las prestaciones para un desempleado de larga duración ni diría que es un despilfarrador a un usuario de la sanidad o los servicios sociales públicos. Una vez más, pues, se utiliza la religión para hacer política, concluye. "Para separar y no para unir" a los europeos, lejos del mensaje de igualdad y fraternidad que él observa en los Evangelios.
 
¿Con qué valores nos podemos quedar los catalanes de hoy de la reforma protestante? La importancia del examen interno del creyente, que no necesita intermediarios para obtener la gracia de Dios. El sacerdocio universal. La preponderancia de la Escritura por delante de las tradiciones, ya que en el protestantismo no son necesarias las buenas obras para obtener la salvación. Además, el fin de la iconoclastia, la lectura directa de la Palabra y la pluralidad que lleva intrínseca el Protestantismo desde hace casi 500 años.
 
En la televisión pública catalana, como se ha hecho en los últimos años, se emitirá un culto especial para televisión coincidiendo con el 'Día de la Reforma', el sábado 10 de noviembre a las 11.00 horas por TV3, informa el Consejo Evangélico de Cataluña.
 
31 de octubre de 1517
 
Muchas de las iglesias protestantes de Cataluña celebran estos días un culto especial, donde se hace memoria de unos hechos que sucedieron un 31 de octubre de 1517, el llamado 'Día de la Reforma,' y que supusieron un antes y un después en la historia de Occidente: el inicio de la Reforma protestante.
 
Ese día, el monje Martín Lutero colgó en las puertas de la iglesia del castillo de Wittenberg las '95 tesis', un documento con 95 afirmaciones que cuestionaba el comercio de indulgencias por parte de la Iglesia Católica. Esto es lo que se aprecia en la imagen que ilustra esta noticia. Gracias a la invención de la imprenta pocos años antes, en pocos meses el texto circuló como la pólvora por todo el continente europeo.
 
La confrontación entre Lutero y la jerarquía eclesiástica se saldó poco después con un 'cisma', el de Occidente, a partir de 1521, después de que se negara a retractarse públicamente, como le exigía el Papa.
 
A continuación, apelando a diferencias religiosas, el Viejo Continente quedó inmerso durante más de un siglo en las Guerras de Religión.
 
Mientras, en el bando protestante, estalla la pluralidad, una de las características que lo identifican, con la aparición de anabaptistas, reformados o presbiterianos (que secundan las tesis de Juan Calvino), la Iglesia Anglicana en Inglaterra y otros grupos como los Cuáqueros o Menonitas.
 
Todos ellos hoy tienen presencia en Cataluña. La Inquisición reprimió los pequeños núcleos que surgieron en Castilla y Andalucía y que secundaban las tesis de Lutero. En 1868, coincidiendo con la revolución de 'La Gloriosa', se produce la 'Segunda Reforma' en España, ya que el cambio de régimen permite a misiones extranjeras introducirse en el Estado. Muchas veces fundaban iglesias y obra social, sobre todo escuelas.
 
Cada misión introduce su tradición: metodistas, bautistas, asambleas de hermanos, anglicanos, presbiterianos en un principio. Y en los últimos años, muchas más denominaciones: menonitas, cuáqueros, unitarios-universalistas (seguidores de las tesis de Miguel Servet), entre otros.
 
En cualquier caso, el mundo evangélico en Cataluña se ha transformado radicalmente en pocos años. Si hace medio siglo predominaban comunidades 'históricas', implantadas a finales del siglo XIX, de familias autóctonas que se convirtieron con el paso de los años, hoy en día son mayoritarias las iglesias pentecostales.
 
El pentecostalismo se origina hace un siglo en los Estados Unidos, coincidiendo con toda una oleada de movimientos que surgen entonces, como los Testigos de Jehová, Adventistas, Mormones. Es el denominado 'revival' que, poco a poco, se extiende por todo el mundo. Este tipo de tradiciones, con un discurso muy conservador a nivel teológico, utiliza toda la fuerza de la comunicación de masas para expandirse, adaptándose perfectamente a los 'mass media' mediante emisoras de radio y televisión, telepredicadores, grupos de música...

A grandes rasgos, y frente al protestantismo tradicional, el pentecostalismo pone el énfasis en el Espíritu Santo, los éxtasis, los milagros -como el hecho de 'hablar en lenguas'-, las sanaciones y el fuerte carisma de sus dirigentes.