Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Catalunya Cristiana) Las diez diócesis con sede en Cataluña han iniciado el Año de la Fe con la convicción de que se trata de una gran oportunidad evangelizadora y pastoral. La invitación del Papa a abrir de par en par la puerta de la fe y atravesarla resuena hoy, con más fuerza que nunca, sobre todo en la Iglesia de Occidente, tan marcada por la secularización. El Año de la Fe quiere ser un tiempo privilegiado de gracia, que propicie el resurgimiento y la envigoriment del tesoro llevado en vasijas de barro. Desde los obispados catalanes, algunos de sus delegados diocesanos nos explican el espíritu con que afrontan este reto y las propuestas e iniciativas que ya han puesto en marcha.

Ver más, aquí.