Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Este martes se han entregado las Medallas de Honor del Ayuntamiento de Barcelona a 25 personas y entidades que ayudan a construir la ciudad gracias a su labor de vocación social. El acto ha sido presidido por el alcalde Xavier Trias. Entre los galardonados hay quatro personas y entidades de Iglesia: Enric Canet, educador y escolapio, Fundació Comtal, promovida por La Salle, la Escuela Vedruna de Gràcia, y el Centre Cruïlla de los salesianos.

Enric Canet ha recibido la Medalla de Honor por su labor incansable como educador, especialmente en el barrio del Raval para favorecer la transformación social desde el entorno cercano a través de la acción social, la incidencia política, la sensibilización, la promoción de la movilización ciudadana y el voluntariado activo.

Canet es biólogo, educador y escolapio. Nació en Barcelona en 1957 y residió los primeros años en el barrio del Guinardó, aunque desde hace unos años tiene su domicilio en el barrio de la Mina en Sant Adrià de Besòs. Llegó hace veinte años al Casal dels Infants del Raval, donde comenzó a trabajar como educador y donde actualmente ejerce como director de relaciones ciudadanas. Durante todo este tiempo ha vivido la transformación del barrio de primera mano, junto a los más jóvenes y sus familias.

Gracias a su intensa dedicación, ha hecho de la casa de los niños una entidad de referencia del barrio, de la ciudad y del país, como lo demuestran los diversos reconocimientos que ha recibido la entidad, la Medalla de Honor concedida por el ayuntamiento de Barcelona en el año 2000 o la cruz de Sant Jordi otorgada por la Generalitat de Catalunya el año 2007. Los tiempos han cambiado y también las necesidades, pero el casal sigue siendo una herramienta fundamental para el Raval.

También ha recibido una Medalla de Honor la Escuela Vedruna de Gràcia por sus 150 años de presencia en el barrio educando y formando a miles de niños y niñas en valores compartidos como el esfuerzo, la solidaridad y la acción social.

La escuela Vedruna Gràcia es un centro concertado de Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato, presente en el barrio de Gràcia desde el año 1862.

Desde su fundación y sin interrrupción, la escuela ha tenido que adaptarse a cada coyuntura histórica y ha promovido la formación integral de los alumnos de acuerdo con la concepción cristiana de la persona, preparándolos para participar activamente en la mejora de la sociedad. Como fundamento, siempre ha mantenido un proyecto y un estilo pedagógico con carácter propio que se ha puesto al servicio de las familias del barrio de Gràcia y que es fruto del trabajo y de la experiencia de muchas generaciones de educadores.

Otra galardonada ha sido la Fundació Comtal, por sus dieciocho años de trabajo social como referente en la intervención socioeducativa en niños, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo de exclusión social, en el barrio del casco antiguo de Barcelona.

La Fundación Comtal es una entidad promovida por los hermanos de La Salle y la asociación Taula de Joves Contal que trabaja desde hace dieciocho años en el barrio del casco antiguo de Barcelona para que niños, jóvenes y adultos que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social tengan una vida más digna.

Los proyectos de la fundación nacen del análisis de la realidad del barrio y están pensados ​​para ser canales de prevención, acogida y socialización. Su tarea diaria consiste en contribuir a que todas las personas que participan en los diferentes proyectos ganen en autonomía y autoestima y tengan herramientas para su inclusión social.

También recibieron el reconocimiento el Centre Cruïlla, de la parroquia de San Bernat de Ciutat Meridiana y promovido por los salesianos. El premio reconoce su labor solidaria y educativa, desarrollada a lo largo de veintidós ocho años a Nou Barris en favor de la integración de niños y jóvenes en situación de riesgo.

En su tarea diaria el Centre Cruïlla intenta fomentar una educación centrada en la persona desde la acogida incondicional; promocionar una educación integral para que las personas sean autónomas, reflexivas, críticas y constructivas en la transformación de su entorno; favorecer la promoción los valores más significativos; trabajar desde la vertiente preventiva, y favorecer la inserción sociolaboral de jóvenes con especiales dificultades.

El centro ofrece varios servicios de acogida, orientación y aprendizajes básicos; el espacio de búsqueda de empleo, el Prelaboral Pedraforca, el Proyecto Cruïna, un curso de formación de ayudante de cocina dirigido a jóvenes de 18 a 25 años, y el PQPI de auxiliar de hostelería, cocina y servicios de restauración y bar, que atiende jóvenes de 16 a 18 años que quieren formar para acceder a las pruebas de ciclos formativos de grado medio o acceder al mundo laboral. Actualmente la entidad ofrece diversos servicios en el campo de la educación social, la inserción sociolaboral, la educación formal, la educación en el ocio y la intervención comunitaria.

La Medalla de Honor de Barcelona es un galardón municipal que fue creado en 1997 para conmemorar el centenario de las anexiones a la ciudad de Barcelona de los diferentes pueblos y villas del Pla. Reconocen la conciencia ciudadana, la convivencia y las virtudes y los valores cívicos a aquellas personas y entidades que lo hacen desde su laboral profesional o asociativa, ya sea en el ámbito de la participación, el voluntariado, el asociacionismo, el deporte y la cultura.