Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Opus Dei) En un soleado y frío sábado pirenaico, más de un millar de personas han celebrado el 75 aniversario del paso del fundador del Opus Dei por Andorra con varios eventos. Era la fría madrugada del 2 de diciembre de 1937, cuando un grupo de ocho personas, después de haber estado sufriendo frío, hambre y miedo durante días por los bosques, entraban en Sant Julià de Lòria, donde pudieron visitar la primera iglesia no profanada que veían en mucho tiempo. Llegaban sanos y salvos, después de meses de persecución y angustia en una España teñida de sangre por la guerra. Entre ellos estaba el entonces joven sacerdote Josemaría Escrivá.

75 años después, cerca de un millar de personas han participado el sábado 1 de diciembre en los actos de celebración del aniversario, que han tenido lugar en Sant Julià y Andorra la Vella. Invitado por el arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra, Joan-Enric Vives,  también ha participado el obispo prelado del Opus Dei, Javier Echevarría.

En la parroquia de Sant Julià de Lòria se ha bendecido una imagen de San Josemaría, obra de la escultora Rebeca Muñoz. Por la tarde, el Centro de Congresos de Andorra la Vella ha acogido la sexta edición de la Jornada de Caminos de libertad a través de los Pirineos, organizada anualmente por la Asociación de Amigos del Camino de Pallerols de Rialb a Andorra.

Aquí se puede leer un amplio resumen de la jornada.