Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Si ya era un hecho singular la participación del obispo Joan Piris en una reunión de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Lleida (PAH) de la semana pasada , aún llamó más la atención la propuesta de ceder unas estancias vacías del Seminario para acoger a familias desahuciadas.

Piris llegó a los locales de la parroquia que la PAH utiliza para hacer sus reuniones y les pidió que hicieran su encuentro habitual como si él no estuviera. Después de escuchar varios testimonios explicando las consecuencias personales y la angustia que representan los desahucios para quienes los padecen, el obispo de Lleida planteó la posibilidad de ceder una parte del seminario para solucionar el problema de vivienda a algunas familias. Explicó que era un proyecto que se había ido estudiando, pero que no se había realizado porque necesitaba financiación para arreglar el edificio. Así, si se encontraba alguien que se hiciera cargo de las obras necesarias, el obispado dejaría gratuitamente las instalaciones.

En menos de una semana, esta posibilidad se está convirtiendo en realidad gracias a las numerosas propuestas de colaboración. Como en el milagro de los panes y los peces, el obispado no para de recibir propuestas de personas de toda Cataluña dispuestas a colaborar con lo que tienen más a su alcance, aunque sea poco, para hacerlo posible entre todos. "Respuestas positivas que nos verifican una vez más el alto nivel de solidaridad de la sociedad civil, nos llena el corazón de alegría y nos da esperanza en los seres humanos ", explica la web del obispado.

En pocos días ya tienen cuatro arquitectos y un estudiante de arquitectura que se han ofrecido a colaborar voluntariamente. Muy significativo es el caso de un arquitecto en paro que prefiere trabajar voluntariamente en este proyecto que quedarse en casa. También dos constructoras se han interesado por colaborar y una empresa de pinturas se ha comprometido a aportar la pintura y los profesionales para pintar las viviendas.

También les han ofrecido asesoramiento para encontrar fuentes de financiación solidarias y alternativas, además de ofertas de ayuda económica. Desde la PAH también se informa que Itzíar González, ex concejala del Ayuntamiento de Barcelona, ​​será la arquitecta independiente que asesorará en el proceso participativo. También han encontrado un periodista voluntario y que está ayudando al obispado a gestionar el amplio eco de la iniciativa en los medios de comunicación locales y nacionales, una demanda, que dicen"nos está casi desbordando".

Otra colaboraciónr ha llegado del Colegio Episcopal, donde el equipo de 7 profesores ingenieros técnicos de la rama eléctricidad-electrónica ofrecen su colaboración en servicios de ingeniería y en tareas de ejecución de las instalaciones de las nuevas viviendas. Esto permitirá al alumnado cualificado del Colegio Episcopal hacer prácticas técnicas de forma solidaria acompañados por sus profesores.

Con todo ello, este martes se constituirá una comisión que llevará a cabo esta iniciativa. Presidida por el obispo de Lleida, Joan Piris, en esta comisión estarán representadas Cáritas Diocesana y la PAH de Lleida.

Por todo ello, desde Lleida dicen que están "viviendo una experiencia sorprendente" y que "entre todos y para el bien de todos, recordando palabras de nuestro obispo, se está preparando una obra muy esperanzadora con imaginación, colaboración gratuita y aportaciones de muchos hombres y mujeres ilusionados ". También explican que uno de los pilares fundamentales del proyecto para ceder el ala derecha del Seminario para pisos sociales "es la participación amplia y coordinada de muchas personas, empresas y entidades, trabajando de manera sinérgica" y que "cuando se confía en las personas las cosas mejoran y se transforman".

La iniciativa del obispado ayudará a paliar los problemas de las personas que han perdido la vivienda, mientras en Lleida se calcula que hay más de 3.000 pisos vacíos. El edificio del antiguo seminario, en la calle Canonge Brugulat, acoge actualmente la sede del Instituto Superior de Ciencias Religiosas, el IREL, pero hay un ala sin uso que es la que el obispado cederá para acoger familias.

Piris tambien cedió en marzo la antigua sede del seminario de verano en Vilaller a la comunidad ortodoxa rumana para instalar un monasterio.