Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El padre abad de Montserrat, Josep Maria Soler, recuerda que "la doctrina social de la Iglesia reconoce Cataluña como nación. Y, por tanto, reconoce a Cataluña el derecho de reivindicar todo lo que conlleva el hecho de ser una nación, y también el nivel de decidir cuál debe ser el futuro de Cataluña y de qué manera debe relacionarse con los demás pueblos de Españay de Europa".

El abad se ha pronunciado sobre el momento político actual este martes por la mañana en una entrevista en El món a RAC1. La entrevista integra se puede escuchar aquí .

Además de defender el derecho a decidir, Josep Maria Soler ha explicado que en caso de que Cataluña vote a favor de la independencia, "lo normal sería que el Vaticano establezca relaciones diplomáticas con el nuevo estado, como lo ha hecho con todos los nuevos estados que se han creado". Josep Maria Soler también ha dicho que "Cataluña necesita un nuevo modelo de financiación para no quedar ahogada" y se pronunció a favor de un proceso dialogado: "No puede haber una ruptura del diálogo [con el estado español] porqué muchas familias de Cataluña tienen familiares en otros lugares. Lo que debemos hacer es pedagogía de decir cómo podemos vivir las relaciones, la solidaridad y la vinculación en otro contexto, si llega el momento ".

Al mismo tiempo, el abad ha recuerdat que "Montserrat ha estado defendiendo siempre los derechos de Cataluña como pueblo, también en tiempos de Franco. [...] Montserrat continuará haciendo esto para estar al servicio de los ciudadanos que viven en Cataluña" y "el abad de Montserrat estará a favor de lo que la sociedad decida cuando se haga la consulta"

Otro tema de actualidad sobre el que le han pedido su pinión durante la entrevista es la reforma promovida por el ministro Wert: "Hay un problema grave cuando un estado se preocupa más de la lengua en la que se enseña a los niños que no lo que se enseña". Por ello, ha dicho que "tocar el modelo educativo que durante tantos años ha funcionado en Cataluña, y que no ha dado ningún problema, sería muy grave. Espero que haya suficiente sensatez para no llegar a este punto". También se refirió a que" hay textos de Juan Pablo II que dice que la lengua es lo que denota la soberanía de un pueblo cuando no tiene soberanía política. La lengua es un elemento de soberanía. Tocar la lengua es tocar un punto muy sensible y delicado. "

También se ha pronunciado sobre la crisis, "una crisis de una falta de ética, que ha potenciado el deseo del afán de poseer", un contexto en el que "la fe cristina ayuda a reconstruir esos valores que han fallado y que han llevado a la crisis". Remarcó que "la glesia da una respuesta muy importante. Si parara, los gobiernos tendrían problemas para hacer frente a las carencias sociales existentes ".

Por otra parte, hablando de las vistas en Montserrat, que se mantienen por encima de los 2 millones al año, ha explicado que ha crecido el número de visitantes rusos. Precisamente, esta semana la Escolanía está en Moscú por tercera vez.

Finalmente, Josep Maria Soler ha solidarizado como hizo en Navidad con el obispo Pedro Casaldáliga: "Fue profesor mío. Es un hombre que se tomó en serio el Evangelio y se tomó el compromiso de la iglesia al pie de la letra ". Lo ha definido como" un modelo de coherencia entre la fe cristiana y el compromiso social de defensa de la justicia y los derechos de las personas. "