Pasar al contenido principal
vlaferrara Lun, 07/03/2022 - 11:41
Galeria d'imatges

(CR) "Pedimos que las mujeres puedan actuar y puedan ser iguales en todos los ámbitos de la Iglesia". Esta es una de las demandas del colectivo de mujeres creyentes Alcem la Veu que se ha manifestado este domingo ante la catedral de Barcelona. Una convocatoria con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres que se celebra este martes y que ha reunido a unas 200 personas. La movilización ha reclamado una Iglesia más participativa, sinodal e igualitaria. 

Bajo el lema 'En la Iglesia con voz y voto', las mujeres han reclamado poder participar en todos los espacios de toma de decisiones y poder actuar en todos los ministerios. "Necesitamos que la Iglesia sea realmente una comunidad de iguales", expresan. Un cambio que piden que se haga efectivo en breve: "No podemos esperar más tiempo a que se nos abran las oportunidades". 

Aprovechando que la Iglesia ha abierto un camino sinodal, las mujeres piden "formar parte de ese camino de escucha activa". "Queremos aportar nuestra voz y nuestra opinión sobre cómo vemos a la Iglesia", dicen. Alcem la veu pide incluir "un lenguaje inclusivo, una mayor participación del laicado en general y, en especial, de las mujeres". Unos cambios que quieren que se visibilicen, por ejemplo, en las celebraciones. El sínodo será una oportunidad de renovación y desde Alcem la Veu creen que "debe ser toda la Iglesia, la estructura y los cargos también, quienes entren en estos cambios que deben hacerse". 

El lema de la tercera convocatoria consecutiva de esta concentración también pide "un reconocimiento pleno de los demás" hacia la labor que "las mujeres ya realizan en la Iglesia". "Aún cuesta que se piense en las mujeres y que se reconozca su papel y su trabajo", aseguran.

"Se necesitan acciones decididas a favor de la igualdad" 

En el manifiesto leído ante la catedral de Barcelona, ​​las mujeres creyentes pidieron trabajar para denunciar "con voz alta" la violencia contra las mujeres. Alcem la Veu ha reclamado cambios en la estructura fija de la Iglesia y su organización. "Se necesitan acciones decididas a favor de la igualdad, la dignidad y el reconocimiento de las mujeres en todos los ámbitos y espacios de las iglesias", dijeron. En el manifiesto, también se han comprometido a participar en el Sínodo de Roma 2022 convocado por el movimiento internacional de mujeres creyentes. 

La religiosa teresiana Viqui Molins ha hecho un breve parlamento en el que ha pedido atreverse a imaginar a una Iglesia de futuro como la de las primeras comunidades, una Iglesia doméstica donde las celebraciones se hacían en las casas particulares y las mujeres eran las anfitrionas y tenían papel destacado de acogida y liderazgo. 

La concentración ha contado con una pequeña performance. Se ha construido un muro de piedras simbolizando distintos aspectos negativos de la Iglesia como el patriarcado, el clericalismo, el dominio o la exclusión. El muro se ha deconstruido y se ha formado un círculo con nuevas palabras representando a la Iglesia que desde la entidad piden: igualdad, comunión, voz, voto, confianza, participación, entre otros. 

Una batucada ha acompañado a las reivindicaciones.

En el acto, las mujeres también han tenido unas palabras dedicadas a la situación actual en Europa, denunciando la invasión de Ucrania por parte del ejército ruso. "Nos solidarizamos con todas las personas que están sufriendo estos ataques y nos comprometemos a hacer lo posible por trabajar por la paz y el entendimiento entre los pueblos", han asegurado desde Alcem la Veu. 

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.