Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Per saber-ne més

Galería de imágenes

(Macià Grau -CR) El drama sacro asuncionista más antiguo de Europa, la obra teatral en catalán más antigua que se conserva, piezas musicales cantadas a capela, y la movilización de todo un pueblo son los denominadores comunes cada mes de agosto en el municipio de la Selva del Camp (Tarragona), que desde hace más de 40 años ha representado de manera ininterrumpida el Misterio de la Selva para celebrar la Asunción de María al Cielo en cuerpo y alma. Esta representación, que durante una hora y media desovilla el relato de la muerte y subida al Cielo de María, moviliza cada año 150 personas, que ponen a su disposición sus habilidades musicales, escénicas y técnicas para conseguir que el público se emocione y quede sorprendido de la atmósfera que se genera, tanto a nivel espiritual como en el emocional.

Después de un año muy complicado, en el que debido a la pandemia el Misterio de la Selva se celebró a puerta cerrada, sin escenificación ni vestuario, la estabilización de los contagios y las medidas de prevención han hecho que los próximos 14 y 15 de agosto la representación vuelva a la iglesia de San Andrés Apóstol, donde ya está todo preparado para recuperar esta joya lingüística y musical. Este artículo forma parte de la serie 'Abierto por vacaciones' dedicada a personas que durante el verano están bien activas.

El Misterio de la Selva, un recurso para catequizar reconvertido en arte

Una de las personas que hace posible el Misterio de la Selva es Joan Massana, miembro del equipo de dirección y que representa a Jesús en la obra desde el año 1996. Al describir el Misteri, Massana tiene claro que su objetivo ha cambiado respecto al que tenía en el siglo XIV, cuando se escribió el texto: "Es un texto escrito en catalán, en un momento en el que la gente no sabía ni escribir ni leer en latín, que era la lengua litúrgica. Se creó como un elemento más de catequización, como lo eran las pinturas murales o las mismas Pasiones, de larga tradición en nuestro país. Ahora, en el siglo XXI, el Misterio ha tomado otro valor, más de tipo espiritual, ya que durante la representación se genera una atmósfera que favorece la introspección, si nos dejamos llevar". Tanto es así que el propio Massana se muestra muy satisfecho por el gran recibimiento que tiene cada año el Misterio, que cuenta con visitantes de todo el país que se dejan llevar por este ambiente único. "El grupo de personas que decidieron empezar este proyecto, en 1980, asumieron la responsabilidad histórica de recuperar esta obra para nuestro país, pero no sé si tenían claro que el resultado sería el mismo. La obra crea un clima de recogimiento, de encuentro con uno mismo, que incluso puede ayudar a las personas que no son creyentes a sentirse interpeladas o motivadas a aprovechar este momento para reflexionar. Este es el gran valor del Misterio de la Selva, que como cualquier expresión de arte, nos debe enseñar a ser un poco mejores", explica Massana.

Todo ello pero, sin olvidar uno de los factores que también hacen del Misteri una auténtica obra artística ya sólo por el propio valor lingüístico-literario que tiene: "El texto es único, se descubrió a finales del siglo XIX, en una época en que por ejemplo también se encontraron las Homilías de Organyà. Así como el hecho catequético, religioso, e incluso escenográfico o musical son elementos que podemos encontrar en otras situaciones, la letra del Misteri de la Selva es todo un tesoro, porque es el texto más antiguo en catalán que se conserva en el ámbito teatral.

La generosidad de todo un pueblo

El 22 de septiembre de 2019, el Misteri de la Selva se representó en la basílica de la Sagrada Familia, en el marco de la celebración de su 40 aniversario. Este hito supuso un gran premio a todo el trabajo y al esfuerzo que cada año llevan a cabo las 150 personas que lo hacen posible, contando los actores, los técnicos, y los miembros de la organización. Su esfuerzo desinteresado ha sido el que ha permitido que la representación continúe viva después de todos estos años, en los que los actores más jóvenes han tomado el relevo generacional y el compromiso para continuar con esta tradición que moviliza todo el municipio: "El Misteri es causa y consecuencia de la generosidad de todo un pueblo que siempre ha tenido un contingente muy importante de personas dispuestas a participar en actividades culturales y religiosas. En otra población quizá habría sido más complicado, ya que hace 40 años sólo había 3.500 habitantes. Siendo un pueblo con poca gente, hemos sido capaces de organizar, llevar adelante y mantener el Misterio ", manifiesta Massana. En este sentido, Armand Puig, rector del Ateneu Universitari Sant Pacià e impulsor del Misteri de la Selva, explica que en los inicios había "la incógnita de saber si se seguiría haciendo o no. Después de más de 40 años, ha quedado patente que el Misteri ha sido un éxito porque se ha hecho de manera ininterrumpida, y siempre con una gran participación del pueblo".

Precisamente el afán por continuar con la representación fue una de las claves para que el verano pasado los actores decidieran cantar la obra a pesar de no tener público ni escenificación debido a la pandemia, como explica el mismo Massana: "Sin haber ensayado previamente, quisimos hacer la representación, por nosotros mismos. Cada uno tenía sus motivaciones, algunos porque lo han vivido así desde sus inicios, pero el hecho es que todos nos reunimos improvisadamente y pudimos vivir el Misteri".

La representación se adapta a la pandemia

Después de este año donde el público no pudo disfrutar de la obra, los próximos 14 y 15 de agosto la Selva del Camp podrá revivir la Asunción de María al Cielo en primera persona, gracias a las medidas de prevención y la reducción del aforo, que ha pasado de 800 a 300 personas: "Un porcentaje elevadísimo de los actores ya está vacunado, y todos los ensayos los hemos hecho con mascarillas y respetando las distancias, al igual que se hará durante la representación. El hecho de que los actores tengan que cantar con mascarilla dificulta su actuación, pero es una medida que tenemos que tomar y que en parte hace posible que podamos hacer el Misteri este verano", explica Massana. Entre las medidas de seguridad, también se incluyen un cribado de todo el personal de la organización con test de antígenos el día 11 de agosto (antes del inicio de los ensayos generales) y el 14 de agosto (antes de empezar las representaciones). Además, también se han modificado algunos aspectos como las procesiones previas y finales de la obra, así como la ubicación de los vestuarios, siempre pensando en ganar el máximo espacio entre los actores.

Uno de los alicientes de este año que hizo acabar de decidir a la Junta para sacar adelante la representación de este verano, es la grabación que hará el mes de noviembre el Departamento de programas culturales de tV3 del Misteri. La última grabación que se hizo data del año 1999, y es por eso que tanto Massana como todo el equipo están muy safisfechos con la renovación de este elemento de difusión: "Las técnicas han cambiado mucho, y no podemos obviar que cuando se emita por tv3 nos supondrá una difusión muy importante, que nos puede ayudar en nuestro proceso de consolidación a nivel de toda Cataluña".

La reserva de entradas para las representaciones del 14 y 15 de agosto es nominal y se puede realizar a través del correo electrónico elmisteri.selva@gmail.com o bien llamando al teléfono 636 541 532.