Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

(CR/ACN) Quince mil personas han asistido a las Misas Polifónicas en Barcelona a lo largo de su década de existencia. Una iniciativa cultural en el ámbito litúrgico que este 2022 se proyecta hacia el futuro con el nacimiento de una fundación privada que las organizará en adelante. "Si el repertorio suena donde tiene que sonar, toma otra dimensión muy diferente", ha apuntado el director musical del Liceu y director artístico de las Misas Polifónicas, Josep Pons, este miércoles en rueda de prensa con ocasión del aniversario de su creación. Con la idea de "dar un envoltorio adecuado", dice que el paso de estas piezas a la liturgia "es un pulso dramático muy distinto". Una combinación que, para el público no confesional, es una "simbiosis entre espiritualidad y arte".

Y es que el sentido original de este proyecto cultural era el de devolver estas misas y oficios al ámbito natural para el que habían sido creadas: las iglesias. Así nacieron las Misas Polifónicas de la mano del desaparecido editor Jaume Vallcorba, Josep Pons y Eusebi Díaz-Morera, actual presidente de la asociación organizadora.

Para la directora del Coro Barcelona Ars Viva Mireia Barrera, en diez años han conseguido definir "una identidad sonora y expresiva" para el grupo y también el "perfil de cantante" necesario para este proyecto: "un cantante de gran calidad, conocedor del repertorio y del estilo". Un repertorio que ha evolucionado, según Barrera, "de forma natural". Bach o Stravinski fueron nuevas propuestas que llegaban de la polifonía antigua y que la gente también pidió.

Con la asesoría de Josep Pons y con los intérpretes de Ars Viva, desde entonces el proyecto ha llevado puntualmente la polifonía al Monasterio de Pedralbes y a la Basílica de los Santos Mártires Justo y Pastor. La nueva temporada de Misas Polifónicas en Barcelona arranca en septiembre. Pero de este curso quedan todavía dos citas, en Justo y Pastor. La primera, el 3 de abril, el oficio de Semana Santa 'La Pasión según San Juan', de Tomás Luis de Victoria. La segunda, que culminará la celebración del décimo aniversario será con la 'Missa núm. 5 en Lab M de Franz Schubert', versión de coro y órgano.

Las dos iglesias en las que se celebran las Misas Polifónicas en Barcelona son la del Monasterio de Pedralbes y la Basílica de los Santos Mártires Justo y Pastor, que reúnen las características requeridas, de acústica y de capacidad adecuadas. Entre las cinco celebraciones litúrgicas de cada temporada hay oficios construidos por el monje de Montserrat Jordi-Agustí Piqué. Son innovaciones litúrgicas que recuerdan, desde la tradición litúrgica de la Iglesia, una Liturgia de la Palabra parecida a "gottes dienst" –servicio divino, sin Eucaristía– evangélico, que crea una celebración distinta, nueva.

Cada misa dedicada a un compositor

La iniciativa surgió hace diez años, según Eusebi Díaz-Morera, "con mucha ambición y pocos medios". La idea del grupo impulsor era la de reproducir en la ciudad de Barcelona un esquema habitual en Alemania y en países como Suiza, Austria, Bélgica, Holanda y otros centroeuropeos, que consistía en unir celebración litúrgica e interpretación de una misa de un autor clásico. El proyecto pretendía, así, unir arte y espiritualidad en la ciudad, y se ha convertido en una propuesta consolidada, con un ensamble vocal profesional, el Barcelona Ars Nova, con vida más allá de estas citas.

En sus inicios, el repertorio estaba muy centrado en la polifonía del siglo XVI y principios del siglo XVII, como ha recordado este miércoles la directora del coro, la reconocida Mireia Barrera. En las últimas temporadas ha incorporado más música de los siglos XIX y XX. A diferencia de otros sitios, en Barcelona cada misa está dedicada a un compositor.

Además, si al inicio los cinco conciertos eran cinco misas, con los años se redujeron a dos y, en cambio, se complementa la temporada con tres conciertos de actos litúrgicos distintos. Todos los recitales cuentan con la interpretación del Coro, y algunos se acompañan con órgano, otros con formación orquestal. La entrada a los conciertos es gratuita, al tratarse de una liturgia. Y desde la temporada 2020-2021, las Misas se pueden seguir por streaming –en directo– y posteriormente quedan colgadas en la red.

Nacimiento de la Fundación

Después de 10 años, ahora el reto es convertir a esta entidad privada en una fundación a partir del próximo octubre. El presidente de la Asociación de Amigos de las Misas Polifónicas, Eusebi Díaz-Morera, explica que este paso "dará consistencia, estabilidad y más posibilidades de obtener recursos para financiar el proyecto". El presupuesto de cada temporada es de unos 90.000€ –el de cada misa varía en función de los efectivos– y se realizan cinco oficios por curso. La Junta de la Asociación está formada mayoritariamente por los fundadores del proyecto y, para hacerlo viable, cuenta con sponsors, además de aportaciones de particulares.

Cabe recordar que el coro Barcelona Ars Nova hace años que se abre paso también en el circuito de conciertos, pero con la voluntad de ofrecer repertorio distinto al que interpreta en las misas, más centrado en la música de los siglos XX y XXI. De su actividad destaca una gira de conciertos por los Monasterios Románicos catalanes o los Mesías de Händel interpretados con la Real Filarmonía de Galicia y la Orquesta Sinfónica de Navarra.

Mireia Barrera, directora artística

Barcelona Ars Nova es un conjunto profesional creado en 2012 dentro del proyecto de las Misas Polifónicas en Barcelona formado por solistas vocales que colaboran habitualmente en los mejores coros de cámara europeos –Collegium Vocale Gent, Capella Reial de Catalunya...-. Su directora es Mireia Barrera, Premio Nacional de Cultura de la Generalitat de Cataluña 2014.

La directora artística del proyecto de las Misas Polifónicas y de Barcelona Ars Nova, Mireia Barrera, ha sido directora titular del Coro Nacional de España, Capilla de Música de Santa María del Mar y, hasta diciembre de 2005, dirigió el Coro de la Orquesta Ciudad de Granada, de la que es fundadora. Desde 1993 hasta 2019 fue directora del Coro Madrigal de Barcelona.

También ha sido directora invitada y ha colaborado con la Orquesta Nacional de España, la Orquesta de Cámara Nacional de Andorra, la Orquesta Barroca Catalana, el Ensemble Residencias, el conjunto BCN216, el Coro de Cámara del Palau de la Música Catalana y el Coro de la RTVE. Desde la temporada 2020-2021 es principal directora invitada del Coro de la Comunidad de Madrid.

Dirigió por primera vez el Coro Nacional de España en la temporada 2004-2005, dentro del ciclo "Carta Blanca a Hans Werner Henze", y desde septiembre de 2005 hasta junio de 2010 fue su directora titular. Con ellos ha realizado giras por toda España, además de por Alemania, Rumania, Austria y Estados Unidos. Impulsó la creación del Ciclo Coral del Coro Nacional de España en el Auditorio Nacional de Música de Madrid.

En octubre de 2012 se presentó en la Basílica de los Santos Justo y Pastor al frente de Barcelona Ars Nova, ensamble vocal profesional creado en Barcelona en el marco del proyecto Misas Polifónicas.