Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) ¿Los países europeos deben enviar armamento a Ucrania para acabar con el conflicto? ¿Existen alternativas a la violencia? ¿Qué dice el magisterio de la Iglesia? La guerra genera muchos interrogantes. Y desde la Cátedra de Ética y Pensamiento Cristiano del Instituto Químico de Sarrià han querido hablar de ello. 

► Puede recuperar aquí la conversación sobre la La guerra en Ucrania y la legitimidad de la violencia entre los profesores Xavier Casanovas y Oriol Quintana. Es el nuevo podcast de 'Indefugibles', que cuenta con la colaboración de Catalunya Religió. 

Ante un ataque violento, a menudo se habla de dos posibles respuestas: la reacción o la sumisión. Pero Casanovas apunta también la vía de "la no violencia activa". Una opción que propone algún tipo de "acción creativa y estratégica que permita romper la espiral de violencia". Habla de un "sacrificio" que haga "reaccionar" al otro. La respuesta no violenta puede ser una forma de "despertar a la humanidad que pueda quedar en el enemigo". Casanovas lo ejemplifica con el boicot económico de los países europeos en Rusia. Una opción que "nos trae problemas con la inflación económica", pero que "puede intentar detener el espiral de violencia". "Se espera que los ciudadanos rusos se rebelen contra Putin", añade.

Tanto Casanovas como Quintana coinciden con que esta "respuesta no violenta" no puede exigirse a los demás. "Sólo puedes exigirla de ti mismo", dicen. Y es que, para Quintana, en este argumentario de la no violencia hay un punto de "superioridad moral". "Cuando tú pones la otra mejilla, estás diciendo: soy mejor que tú", dice.

En el podcast, Quintana hace referencia al escritor y periodista George Orwell –al que dedicó un estudio premiado por la Fundación Joan Maragall– por hablar del uso de la no violencia. Para el autor, sólo podía practicarse en dos circunstancias: si el enfrentamiento era con una potencia que permitía que las acciones no violentas fueran conocidas por el resto del mundo; o si detrás de la acción había una creencia religiosa muy clara que defendiera la vida después de la muerte. Así, Oriol Quintana asegura que no se puede pedir a los ucranianos que se pongan frente a las tropas rusas sin armas. "En esta situación es legítimo defenderse", concluye. 

Pacifismo y guerra justa

La idea contrasta con la tradición cristiana porque, como explica Quintana, el evangelio habla de "pacifismo". Sin embargo, él explica que el pensamiento social cristiano y la doctrina social de la iglesia sí conciben el término "guerra justa". También afirma que estas corrientes ven legítimo el uso de la violencia "si mantienen unas condiciones". 

Sobre este argumento, Quintana recuerda el pensamiento de Orwell que defendía una guerra que no deshumanice ni difame al enemigo. De alguna forma es un pacto entre dos bandos que "se prestan a este juego". Para Orwell, "la guerra es una manera de continuar la política".

Un pensamiento contrario al "no en la guerra" que se ha sentido en las últimas semanas a raíz del conflicto bélico. Un eslogan que "podemos decir muy fácilmente porque nosotros no vamos a la guerra", dice Xavier Casanova. Subraya que, en la situación actual, es diferente el "no en la guerra" de un ciudadano ruso, respecto al de un soldado ucraniano o de una persona que vive en Cataluña. 

El programa ha sido una edición especial que ha contado con la presencia de estudiantes del IQS en directo durante su grabación. En la jornada del estudiante que celebra la institución, los profesores han invitado al estudio a sus alumnos a escuchar sus debates y a participar.