Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

(Roger Vilaclara –CR) Despertar una nueva sensibilidad en los jóvenes a través del diálogo entre la fe y la cultura. Con este propósito ha arrancado este curso La SalleXperience. Un proyecto del ámbito de pastoral de las escuelas La Salle de Cataluña que pretende potenciar el interés de los jóvenes por la acción social, la interioridad y la fe.  

El proyecto nace de la inquietud de hacer ver que la "fe, cultura y vocación son tres aspectos que pueden relacionarse perfectamente", explica Concepción Revuelto, delegada de pastoral de La Salle Catalunya. Bajo esta premisa, se ofrecen experiencias de pastoral ligadas a las tres ramas de conocimiento. Por este motivo, la iniciativa se divide en tres tipos de talleres: Robotics para la vertiente tecnológica, Deb(v)at para la humanística e ImaginArt para la artística.

Tecnología, humanidades y arte

Cada una de las propuestas trabaja la fe de una forma distinta. La vertiente tecnológica, por ejemplo, "apuesta por una nueva visión de la robótica", dice Revuelto. Una robótica "al servicio de la sociedad y de las personas más vulnerables". Con estos talleres se contrapone "la tendencia a creer que el conocimiento científico y tecnológico es opuesto a la fe", según Revuelto. Lo hacen a través de retos que las diversas escuelas trabajan y comparten entre sí para crearlos y mejorarlos conjuntamente.

En la vertiente humanística se quiere fomentar el espíritu crítico centrándose, también, en "la importancia de la fe en las diversas culturas del mundo" a través de una liga de debates. Para esta primera edición, la temática escogida es la libertad de expresión. Unos debates que culminarán con un encuentro final de los distintos grupos participantes de las escuelas que se celebrará el 7 de abril. Este encuentro estará conducido por una persona experta en la temática. Para La Salle, también es importante que la persona "cuente con una experiencia de fe concreta y tenga una visión cristiana".

En el ámbito artístico, las escuelas ya habían organizado otros años unos conciertos solidarios. La idea es poder ampliar esta propuesta a través de la pintura, la escultura y la escritura. Pero, de momento, "vamos poco a poco y aseguramos lo que ya habíamos hecho años anteriores", dice Revuelto.

Todas las propuestas incluyen espacios de reflexión para los jóvenes que se complementan con fragmentos bíblicos o referencias a la implicación concreta de Jesús. Además, Revuelto destaca también "el sentido de pertenencia a La Salle" como uno de los objetivos principales del proyecto.  

Libertad de organización para las escuelas

El proyecto está destinado a niños y jóvenes de 5º de primaria hasta Bachillerato. Son jóvenes voluntarios que se apuntan a los talleres porque quieren, pero las escuelas lo trabajan en el horario escolar. Se hace así porque, según Revuelto, "nos damos cuenta de que es muy difícil hacer que los adolescentes y jóvenes tengan una dedicación de este tipo fuera del horario escolar". Sin embargo, el proyecto permite que cada escuela se organice a su manera.

La propuesta nace a raíz de los conciertos solidarios que organizaban anualmente diversas escuelas de La Salle conjuntamente. "Una propuesta de pastoral que los alumnos valoraban muy positivamente", explica Revuelto. En 2020, a este encuentro se le llamó 'Matinal Musical' y se dividió en dos partes. Por la mañana los alumnos participaron en diversos talleres sobre música espiritual y de interioridad, así como de expresión emocional artística. Por la tarde tuvo lugar el concierto solidario. Tras la valoración positiva de este encuentro, el departamento de pastoral empezó a plantear el trabajo en los tres ámbitos de conocimiento que, posteriormente, se acabaría definiendo como La SalleXperience.