Pasar al contenido principal

notícies relacionades

La abadía cisterciense de Lerins en la isla del silencio

(Josep Gordi –CR) A unos veinte minutos en barco de la ciudad francesa de Cannes aparece la isla de San Honorato que es propiedad de la comunidad cisterciense que vive y que toma el nombre del obispo de Arles que fundó el primer monasterio en el siglo V cuando estaba deshabitada. Se trata de una pequeña isla ya que apenas tiene tres kilómetros de perímetro y por la que no transitan coches, ni hay hoteles, sólo se escucha el sonido de las olas y el de las campanas del monasterio. Es un nuevo descubrimiento de la colección de artículos que ofrecemos desde Catalunya Religió sobre 

recull de notícies

Veure la fe