Pasar al contenido principal

notícies relacionades

Así vivimos la renuncia de Benedicto XVI

(CR) Este martes hace justo un año que al mediodía nos sorprendió la renuncia de Benedicto XVI. Varias personalidades eclesiales de Cataluña valoraron esta decisión histórica como un acto de valentía, modernidad, y que abría una nueva etapa en el ejercicio del papado. Y, sobre todo, que ponía de relieve la dimensión del servicio que debe tener el ejercicio de las responsabilidades dentro de la Iglesia.

Ángel Asurmendi: "Un buen pastor"

(Ángel Asurmendi. Provincial de los Salesianos de la Inspectoría de Barcelona) La noticia era esperada en estos días, pero nos ha cogido un poco por sorpresa. Cuando hemos sabido que el nuevo Papa había elegido el nombre de Francisco y era Jorge Mario Bergoglio, jesuita y arzobispo de Buenos Aires, la sorpresa se ha trasformado también en expectación. Sobre todo ello se hablará abundantemente estos días.

Salesianos. "No estamos acostumbrados"

(CR) "No estamos acostumbrados", explica Ángel Asurmendi, provincial de los Salesianos de la Inspectoría de Barcelona cuando valora la renuncia de Benedicto XVI: "La renuncia del papa Benedicto ha causado una sorpresa mayúscula precisamente porque lo que él ha hecho no es nada habitual". Destaca a CatalunyaReligió.cat que Benedicto XVI "ha mostrado una lucidez, y a la vez un amor y un espíritu de servicio a la Iglesia, encomiables. Un ejemplo para todas las personas que ocupan cargos relevantes en ella".

Veure la fe