Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Claretians) "El padre Claret promueve unos valores que hacen crecer a los niños como personas". Así explica el responsable general del Esplai Estel, Arnau Subias, el trabajo de la entidad en torno a la figura de san Antonio María Claret. Esta tarea verá sus frutos en las actividades de verano que prepara, un año más, el centro de esparcimiento vinculado a los misioneros claretianos. Las inscripciones se han abierto este mes de marzo para niños nacidos de 2007 a 2015. 

Subias habla de Claret como un "referente educativo" que "permite ser mejores personas". Los monitores, con su testimonio, promueven "una imagen de la sociedad de acuerdo con el evangelio". En este sentido, se refiere a una visión en contacto con la naturaleza, fijándose en las pequeñas cosas y haciendo compañía a los demás. "Todo esto arraigado en nuestro país, Cataluña", dice. 

El legado del padre Claret se transmite a los niños gracias al conocimiento que el equipo educativo tiene del santo. Esta aproximación se trabaja desde el equipo pedagógico del centro a través de formaciones sobre el fundador de los misioneros claretianos que se ofrecen en el programa formativo de los nuevos monitores. En estas formaciones se trabaja "la aportación en términos espirituales de Claret". También, cómo contribuir desde el esplai "a seguir haciendo crecer la familia claretiana", explica el responsable general. 

"La espiritualidad aporta profundidad a los valores de la entidad"

Sobre este trabajo de lo trascendente, Subias defiende que los esplais cristianos inciden en "una vertiente más de la persona: la espiritualidad". Este trabajo da "profundidad a las actividades y a los valores de la entidad", asegura. Para él, es "un valor añadido" respecto a aquellos esplais que no contemplan esta parte y que "es una necesidad más como seres humanos que hay que educar y nos hace crecer". 

Estas actividades toman forma en ratos de reflexión por la mañana, antes de acostarse o en eucaristías. 

Los claretianos cerca del esparcimiento

"Con los claretianos de la comunidad de Barcelona tenemos una relación muy estrecha". Arnau Subias explica cómo los misioneros claretianos se hacen presentes en el día a día del esparcimiento. De hecho, el consiliario del centro es el claretiano Benjitu Yohanes Barreto. Tiene un papel primordial ya que forma parte del equipo responsable y del equipo pedagógico de la entidad. El consiliario también acompaña a los grupos y les ayuda a preparar las eucaristías y las actividades que promueven la espiritualidad.

Con el párroco de la parroquia del Corazón de María, el claretiano Shinto Thomas, también tienen una relación diaria. Los dos, semanalmente, "se dejan caer en las actividades de esparcimiento, vienen a las colonias a hacer la eucaristía o a diferentes salidas del curso", explica Subias. 

Además, el esplai mantiene vínculos con las comunidades claretianas de Sallent, Girona, Valls o Vic, donde a menudo van de excursión. Es una manera de hacer "un intercambio de conocimiento y acercar los claretianos de Cataluña a los niños", dice el responsable general del Esplai Estel.

Una veintena de monitores y 120 inscritos

"En el esparcimiento hacemos actividades pensando sobre todo en el grupo de niños". Subias asegura con entusiasmo que en las colonias y campamentos del esparcimiento hay "actividades de todo tipo". Así, anima a apuntarse a todos los niños que todavía no lo hayan hecho a través de un formulario web

El Esplai Estel nació en 1973 en la parroquia del Coro de María de Barcelona. Vinculado al Colegio Claret de Barcelona, ​​la entidad cuenta actualmente con casi 120 niños inscritos durante el curso y una veintena de monitores voluntarios. 

"Devolver a los niños la experiencia del esparcimiento"

Para Arnau Subias, dedicarse voluntariamente al esparcimiento durante más de ocho años es una manera de "devolver a los niños la misma oportunidad de poder vivir la experiencia del esparcimiento". Una vivencia para "conocer a gente nueva, aprender y tener una dimensión espiritual de la vida que complemente lo que se puede hacer en la escuela o en otros entornos más formativos".