Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

( Generalitat de Cataluña ) La consejera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, y el alcalde de Tarragona y presidente de la Fundación Tarragona 2017, Josep Fèlix Ballesteros, han firmado esta mañana un convenio de colaboración en materia de diversidad religiosa en el marco de los XVIII Juegos Mediterráneos. Dado que es un acto en el que participarán miles de personas con creencias y vinculaciones religiosas diversas, este convenio permitirá que la Dirección General de Asuntos Religiosos, del departamento de Gobernación asesore el comité organizador en esta materia. En el acto también ha participado el director general de Asuntos Religiosos, Enrique Vendrell.

En este sentido, la consejera Borràs ha explicado que "desde el Gobierno apostamos por el diálogo interreligioso con el objetivo de promover la convivencia en todos los ámbitos de la sociedad, también el deportivo". En esta línea, Meritxell Borràs ha recordado la voluntad del Gobierno "de preservar el derecho a la libertad religiosa, especialmente en un evento con la trascendencia y el eco internacional que tendrán estos Juegos Mediterráneos". Es por ello que "el convenio que hoy firmamos es demostración de este compromiso y de nuestra voluntad de colaboración con el objetivo de que estos Juegos Mediterráneos sean un éxito, como estoy convencida de que así será", ha afirmado.

Por su parte, el alcalde de Tarragona y presidente de la Fundación Tarragona 2017, Josep Fèlix Ballesteros, ha recordado que "los Juegos Mediterráneos serán un evento internacional donde vendrán 4.000 deportistas de 26 nacionalidades diferentes y múltiples creencias. Trabajamos intensamente para que toda la familia deportiva se sienta acogida, respetando los sentimientos religiosos y las creencias culturales de todo el mundo ".

Con este convenio la Dirección General de Asuntos Religiosos prestará su asesoramiento a la Fundación Tarragona 2017 en los aspectos más sensibles desde el punto de vista religioso, como la configuración de espacios interconfesionales o el diseño de menús respetuosos con los preceptos religiosos de las diferentes comunidades.

En cuanto a medidas concretas, la Dirección General de Asuntos Religiosos ofrecerá formación básica sobre diversidad religiosa a los integrantes de la organización de los XVIII Juegos Mediterráneos. También aportará información sobre los centros de culto existentes en la ciudad de Tarragona y de otras poblaciones catalanas, a los que podrán acudir los participantes en los Juegos a hacer sus prácticas.

El convenio firmado hoy también prevé que la Dirección General de Asuntos Religiosos facilite el contacto entre la Fundación Tarragona 2017 y personas de referencia de las diferentes comunidades religiosas en Cataluña para que puedan asesorar en algunos de estos aspectos. Igualmente, desde el Gobierno se pondrá a disposición de la Fundación Tarragona 2017 material sobre diversidad religiosa, como las diversas guías de la Dirección General de Asuntos Religiosos relativas a ámbitos específicos de la diversidad religiosa.