Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

(CR/Selva del Camp) El X Congreso de Cofradías de Semana Santa de Cataluña se ha celebrado este fin de semana en el municipio de la Selva del Camp, en el Baix Camp. La edición, prevista para 2021 y pospuesta a causa de la pandemia, ha sido la primera en celebrarse en un pueblo. Así, miembros de cofradías de varios lugares del país han podido conocer de primera mano cómo es la Semana Santa de la Selva. También han compartido los retos de futuro a los que deben hacer frente las cofradías de Cataluña. 

Durante todo el sábado y el domingo la Cofradía de la Sangre de la Selva del Camp ha preparado un programa formado por conferencias y actos diversos como conciertos, una exposición de los pasos e incluso una visita guiada por el pueblo y su ermita. Todas las actividades se han centrado en cuatro pilares principales, como explica Maria Lluïsa Garriga, procuradora de la cofradía de la Selva: "Hemos querido dar a conocer nuestra Semana Santa a través de los sentidos, por eso, en el desayuno del sábado hemos ofrecido la comida blanca y la torta, que es la comida típica del Viernes Santo. Después, las diferentes ponencias han tratado los cuatro pilares básicos que nos ayudan a entender cómo se vive la Semana Santa en la Selva del Camp; la tradición, la fe, la cultura y la historia."

Maria Lluïsa Garriga destaca la autenticidad de la Semana Santa de la Selva, que define como "muy sentida": "Las procesiones son muy sentidas y autóctonas, y tienen una gran riqueza cultural. No hay fotógrafos, la gente las vive con interioridad, y este congreso es una oportunidad para dar a conocer esa belleza que tenemos y promocionarla".

La misión de las cofradías

Las ponencias que han formado el Congreso han contado con la participación de personalidades como David Jou i Mirabent, que ha hablado de la Pasión de la Selva, o Armand Puig, párroco del Ateneo Universitario Sant Pacià (AUSP) e hijo de la Selva del Camp, que ha tratado el tema del drama de la muerte de Jesús y las cofradías de Semana Santa. Por otro lado, el restaurador de Reus Aleix Vall ha hablado de la importancia del mantenimiento de la imaginería religiosa, y el profesor de la Universidad de Barcelona Daniel Piñol ha hecho un análisis del drama sacro asuncionista más antiguo de Europa en lengua románica, que también tiene lugar en esta población del Baix Camp, el Misterio de la Selva.

De la misma forma que lo ha hecho Maria Lluïsa Garriga, Armand Puig ha destacado la autenticidad de la Semana Santa de la Selva, un municipio de menos de 6.000 habitantes: "El volumen de personas que viven aquí no se corresponde con el grueso cultural, histórico y religioso que hay. Además, al ser un pueblo, aquí todo es más concreto y más íntimo, porque las personas están conectadas entre sí, y tienen un sentido de pertenencia más alto que no tendrían si fueran muchas más".

Durante su intervención, el rector de la AUSP ha profundizado en la importancia de las cofradías, y ha recordado que no debe confundirse la procesión con el folclore, ya que las procesiones de Semana Santa no son cultura popular, sino liturgia en la calle: "El folclore puede ser cualquier manifestación artística, pero la procesión supone llevar afuera lo que hacemos dentro de la iglesia. Tampoco es teatro, sino una vivencia directa. Por este motivo, hay muchas personas que lloran, y otras que se llenan de emoción".

En este sentido, Armand Puig ha remarcado la necesidad de preservar la Semana Santa y todo lo que comporta: "La Semana Santa sirve para que el mundo no se vuelva gris, para que el misterio de la Pasión y Resurrección de Jesús sea el misterio de cada persona. Cada persona se puede poner en la Pasión, no es algo del pasado, sino del del presente, de nuestras vidas". Por último, el propio rector de la AUSP ha hecho un llamamiento a las cofradías a continuar con su labor, que ha definido como la "gran misión de salvaguardar el carácter comunitario y colectivo que tiene la Semana Santa". De esta forma, como ha explicado, el presente y el futuro quedan entrelazados.

El congreso ha finalizado este domingo con una misa presidida por el arzobispo Joan Planellas, que ha anunciado que Balaguer será la próxima ciudad que acogerá el congreso, dentro de dos años.

Impulsado por la Cofradía de la Purísima Sangre de Tarragona en 2006, el Congreso de Cofradías de Semana Santa de Cataluña es una oportunidad para que las cofradías catalanas se reúnan y puedan ver cómo se vive la Semana Santa en las diferentes poblaciones de Cataluña.