Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Eloi Aran –CR) Después de las fiestas de Navidad, la Conferencia Episcopal Española aprobará el nuevo currículo de religión católica elaborado a raíz de la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE). Una vez se publique el nuevo currículum en el BOE, entrará en aplicación de cara al próximo curso 2022-2023. Entre las principales novedades se encuentran la metodología de trabajo, la vertiente humanística, el perfil de salida del alumno y el arraigo del currículo en cada territorio.

Este sábado, 26 personas de diversa procedencia institucional se han encontrado en el aula Sant Jordi del Seminario Conciliar de Barcelona para hablar de ello. Es la primera sesión de un nuevo seminario de formación interno diseñado para captar todas las novedades y realizar una concreción curricular en nuestra casa. La propuesta se dirige a los docentes de didáctica y religión de los institutos superiores de ciencias religiosas y de las universidades que imparten la DECA en Cataluña.

Se trata de un seminario que impulsan conjuntamente el Secretariado Interdiocesano de Enseñanza de Religión en Cataluña (SIERC), la Escuela Cristiana y el ISCREB, y los delegados de enseñanza de la religión de los obispados de la CET (Conferencia Episcopal Tarraconense). Un trabajo conjunto inédito que estas instituciones abarcan en clave de ejercicio sinodal.

"La escuela cristiana se encuentra con una gran oportunidad para personalizar el currículo", ha explicado Antonio Roura, director de la revista Religión y Escuela. En la primera sesión de este nuevo seminario, Roura ha descrito el contexto competencial del nuevo currículo de religión en relación con la LOMLOE y el marco competencial europeo de 2018.

El ponente destacó la autonomía pedagógica de los centros y señaló el tono humanista de la nueva arquitectura curricular. Un currículo que pone énfasis en la formación integral del alumno y en los rasgos del perfil de salida de la Enseñanza Básica que se concretan en los descriptores operativos del marco competencial europeo.

Un diálogo maduro entre teología y pedagogía

Después de una breve pausa-café, ha tomado la palabra Carlos Esteban, profesor titular de Pedagogía de la Religión en el Instituto Pontificio San Pío X. Esteban ha puesto en diálogo la propuesta pedagógica y teológica del nuevo currículo. Carlos Esteban ha reafirmado la perspectiva humanista del marco competencial europeo de 2018 en comparación con el cariz pragmático del de 2006: "Hay un humanismo renaciendo en 2018 que reclama no sólo nuestra atención, sino también nuestro apoyo", ha dicho.

Carlos Esteban también ha defendido el nuevo marco competencial del currículo de religión como una oportunidad para no perder el tren de la historia: "Si no utilizamos su lenguaje (pedagógico) y las reglas de juego de la escuela... habríamos mantenido una esencia (de la clase de religión) sin lugar a donde ponerla".

Sobre la relación entre la teología y la pedagogía, se ha hecho notar que "no es justo decir que no hay teología en el nuevo currículo". Y ha añadido que "en el nuevo currículo, la teología sigue aportando contenidos, pero no tanto la estructura pedagógica; el diálogo entre la teología y la pedagogía ha alcanzado la mayoría de edad".

Antes de dar por finalizada la sesión inaugural del seminario interno sobre el nuevo currículo de religión, los asistentes se encontraron con los docentes Maite Muñoz (INSAF) y Ferran Piñeiro (ISCREB) según sigan trabajando el nuevo currículo en la etapa de primaria o secundaria, respectivamente.

Tres formaciones sobre el nuevo currículum

La continuidad del seminario será en formato online a través de un aula virtual del ISCREB y contará con un retorno en su tramo medio por parte de Andreu Ibarz, de la Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación y de Deporte de Blanquerna – URL, antes de la clausura presencial que tendrá lugar en el mes de marzo. Se prevé la posterior publicación de la concreción del currículo de Religión en Cataluña fruto del trabajo del seminario.

Asimismo, el seminario interno para docentes de didáctica y pedagogía de la religión y delegados diocesanos de enseñanza es la primera de tres formaciones previstas para dar a conocer y trabajar el nuevo currículo de religión. La segunda formación será de carácter general para todos los docentes de religión y tendrá lugar dentro de la XVI Jornada de Maestros y Profesores de Cataluña, que se hará en Tarragona el 30 de mayoPosteriormente, los ISCR de Cataluña complementarán la formación sobre el nuevo currículo en sus diócesis para ofrecer una formación reconocida de treinta horas a todos los docentes de religión.