Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Glòria Barrete –CR) La libertad religiosa y de conciencia es un derecho fundamental. Un derecho, sin embargo, que puede ser vulnerado o atacado. ¿Cuál es la situación de la libertad religiosa en Cataluña? ¿Qué buenas prácticas se emplean para garantizar el derecho? Algunas de estas cuestiones se trabajan en la Cátedra de libertad religiosa y de conciencia de la Fundació Blanquerna - Universidad Ramon Llull. Una Cátedra encargada por el Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña y auspiciada dentro del Observatorio Blanquerna de Comunicación, Religión y Cultura, que se ha presentado este miércoles por la mañana a los medios de comunicación y a las comunidades religiosas. 

"Lo que quiere ser la Cátedra es un espacio", afirma Miriam Díez, directora del Observatorio Blanquerna de Comunicación, Religión y Cultura y Vicedecana de Investigación, Postgrado, Doctorado y Relaciones Internacionales de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna. "Un espacio de investigación y un espacio interdisciplinario", explica Díez, que trabajará en torno a dos ejes, la comunicación y la internacionalización. "Queremos ser un referente para compartir datos y también para conocer qué se está haciendo sobre el tema en otros lugares". 

Para ello, cuentan con un equipo proveniente de la comunicación, de la historia, de la teología o de la sociología. También cuentan con un consejo asesor con miembros de las instituciones internacionales más destacadas en este ámbito. "Queremos estudiar la situación del derecho a la libertad religiosa y trasladarlo a la sociedad". 

Josep Maria Carbonell, decano de la  Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna, ha afirmado que "desde el Observatorio impulsamos actividades que vinculan el aspecto religioso a la cohesión social y a la libertad de expresión en sociedades cada vez más complejas, con la mirada puesta, al mismo tiempo, en Cataluña y en el mundo". 

El plan de trabajo de la Cátedra prevé publicar un Informe bienal sobre la Libertad Religiosa y de Consciencia en Cataluña, celebrar un Congreso Internacional en junio de 2022, organizar foco grupos, hacer formación en verificación de datos sobre el hecho religioso en Cataluña, crear un mapa interactivo, y convocar un premio anual de Trabajos Finales de Grado y Trabajos Finales de Máster y Doctorado sobre la Libertad Religiosa y de Conciencia en Cataluña.

"Nos interesa todo el territorio", reconoce Míriam Díez. Trabajan escuchando el pulso de entidades y comunidades religiosas que, dicen, "no entienden la búsqueda sin auscultar el corazón de entidades y comunidades para ver qué pasa". Para ello, han habilitado en su web un apartado en el que cualquier ciudadano que quiera informarse sobre una vulneración del derecho o una buena práctica pueda hacerlo, también anónimamente.

"Queremos velar por el derecho a la libertad religiosa y de conciencia", recuerda Díez. Las creencias religiosas, afirma, "no deben constituir ningún impedimento". En Cataluña, sin embargo, hasta ahora no se había sistematizado ninguna lista sobre los casos de vulneración de este derecho. Con el informe bianual de la Cátedra quedará este vacío tapado. "La libertad religiosa y de conciencia se puede medir, tenemos indicadores", explicó la directora del Observatorio.

En esta misma línea se expresó la directora general de Asuntos Religiosos, Yvonne Griley. "La Cátedra responde a la voluntad del gobierno de garantizar que todas las personas puedan ejercer el derecho a la libertad religiosa, que es un derecho fundamental". Promover la libertad religiosa, afirma, "es un deber jurídico y también un reto para la cohesión social". Cataluña, explica, cuenta con la gran aportación "social y cultural de las religiones". La cátedra, defensa Griley, "nos aporta conocimiento con rigor científico, y un diagnóstico y recomendaciones para ayudar a diseñar políticas de actuación, así como para impulsar la investigación en esta materia".