Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Glòria Barrete –CR) Especificar la misión propia allí donde nos necesiten y ser signos de comunión allí donde estamos. Este podría ser el lema de la congregación de las Hermanas Carmelitas Misioneras ya que las podemos encontrar trabajando en Migra Studium de los Jesuitas, en las facultades universitarias, haciendo voluntariado en Pueblos Unidos, dando clases en las escuelas o tejiendo ropa para las misiones. Y es que las Hermanas Carmelitas Misioneras, fundadas por Francisco Palau en 1860 en Menorca, están atentas a las necesidades actuales para poder dar respuesta. Es en este contexto de atención y concreción que el pasado mes de abril celebraron el Capítulo Provincial de la provincia Mater Carmeli Europa a la que pertenece Cataluña. Un capítulo que estableció las líneas de trabajo para los próximos tres años. 

Las líneas de trabajo establecidas por el capítulo provincial del mes de abril responden, afirma Marta Peiró, hermana carmelita misionera y consejera provincial, a la línea establecida tres años antes por el Capítulo General de cómo estar hoy más presentes en la periferia. ¿Cuáles son las periferias hoy? Peiró reconoce que las periferias de hoy son "la increencia, la búsqueda de sentido, la vulnerabilidad de las familias, y la deshumanización". Las líneas de partida eran las mismas, y el capítulo provincial las concretó en cinco objetivos de trabajo.

El primer objetivo como provincia es reforzar el carisma propio. "Hay que dar a conocer nuestro carisma y seguir siendo signos de comunión dentro de la Iglesia", afirma Peiró. Se le suma el segundo objetivo de trabajo, el de fomentar uniones de fraternidad. Peiró reconoce que quieren que sus comunidades trabajen el sentido de pertenencia, reforzando la acogida y el sentido de misión, y trabajando "para crear comunidades abiertas al mundo y a la realidad más cercana". Esto implica, explica, "detectar cuáles son las necesidades actuales e intentar darles respuesta".

La congregación de las Hermanas Misioneras Carmelitas cuenta hoy con 1.300 hermanas presentes en 39 países en los cinco continentes. La provincia Mater Carmeli Europa, creada en 2009, engloba seis países, España, Portugal, Francia, Polonia, Italia y Rumanía. Cuenta con 404 hermanas y 54 comunidades. "El espíritu misionero es palpable en nuestra congregación", reconoce Peiró. En Barcelona, ​​por ejemplo, donde la congregación tiene obras y centros propios, es normal tener hermanas trabajando en centros de otras congregaciones e instituciones. "Se trata de saber concretar la misión allí donde nos necesiten".

El tercer objetivo de trabajo corresponde a fomentar la misión compartida. Y no hacerlo por falta de hermanas, matiza Peiró, sino "con el anhelo de compartir misión y vida con los laicos". La cuarta línea de trabajo pasa por impulsar la pastoral juvenil vocacional, como una propuesta positiva de felicidad real. "Ante la increencia y falta de sentido que vive nuestra sociedad, creemos que nuestra opción de vida es ejemplo de felicidad". Lo trabajan ya muy pequeños desde sus escuelas, presentando testimonios de vida de las hermanas mayores que hoy son ejemplo "de realización personal, como mujeres y como hermanas". 

El quinto objetivo de trabajo marcado por el capítulo provincial es el de redefinir cómo se organiza y consolida económicamente la provincia. Algunas obras son deficitarias y, explica Peiró,  hay que"equilibrar para seguir apoyando misiones que respondan a la realidad". 

Las Hermanas Carmelitas Misioneras en Cataluña tienen presencia en Barcelona, en el barrio de Sants; en Gracia donde se encuentra la casa madre, la escuela San José y la enfermería provincial; en el barrio de Vallcarca y Penitents, donde tienen la comunidad de Vallpark y la residencia de ancianos Solarium, que se inaugura a finales de julio; y en la calle Inmaculada, donde está el centro de espiritualidad Francisco Palau. Tienen también presencia en el Prat de Llobregat, en Terrassa, en Badalona, y en Lleida. En Baleares están presentes en Ibiza y Menorca.

El nuevo Gobierno Provincial está formado por las hermanas Cecilia Andrés Fernández, Superior Provincial, Marta Peiró RosellGemma Martín MartínRosalía Fernández de Soto y Zofia Wojnarowska, consejeras, Sylvia Madtha, ecónoma, y Ma. Victoria Alonso Domínguez, secretaria.