Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Càritas Catalunya) Las diez Cáritas con sede en Cataluña han impulsado la campaña "Yo como tú", una iniciativa que quiere sensibilizar a la ciudadanía sobre las dificultades que tienen las personas más vulnerables para comprar lo que necesitan en la tienda más cercana de su domicilio y escoger lo que quieren comer. 

Mercè Darnell, miembro de la comisión de Necesidades Básicas de Cáritas Cataluña, ha afirmado que "la crisis derivada de la Covid-19 ha empeorado las condiciones de vida de muchas personas, y que con la Campaña 'Yo como tú' se quiere trabajar para que todos puedan comprar en cualquier establecimiento de alimentación de acuerdo con sus necesidades alimenticias, familiares o culturales". Según la última encuesta realizada por Cáritas Cataluña sobre los efectos sociales y económicos de la Covid-19 en las personas atendidas por la entidad, el 50,5% de las familias no podían llevar una alimentación adecuada, cerca de 30 puntos porcentuales más que antes de la pandemia. En las familias donde ningún miembro trabaja, esta cifra sube hasta el 60%.

"La realidad que nos deja la pandemia es que muchas personas en situación de pobreza no pueden elegir lo que quieren comer, y esto tiene un impacto directo en aspectos tan importantes como la salud", afirmó Darnell, haciendo referencia a que el 7,2% de los hogares atendidos por las Cáritas diocesanas con sede en Cataluña afirmaban sufrir un deterioro de la salud por no poder llevar una alimentación adecuada. Por todo ello, Cáritas quiere ampliar la distribución de la tarjeta "yo como tú".

La tarjeta "yo como tú"

Se trata de una tarjeta bancaria de prepago, que permite comprar con autonomía en los establecimientos comerciales de alimentación. "Con esta tarjeta, las familias podrán elegir qué quieren comer, comprar con autonomía y cada mes tener un importe para destinar a la alimentación", ha detallado la responsable de Necesidades Básicas. Darnell ha explicado que el modelo ya se está implementado en muchas Cáritas del conjunto de Cataluña, y que en la diócesis de Barcelona, ​​por ejemplo, ya son más de 3.000 hogares las que se han beneficiado de una tarjeta de alimentos.

La tarjeta no sólo quiere dignificar el acceso a la alimentación de las personas más vulnerables, sino también promocionar el comercio local, que las personas puedan acceder a una alimentación variada y saludable, o evitar el despilfarro. "Cuando las personas pueden comprar en el establecimiento del barrio, no sólo ayudan al comercio local, sino que también crean red y se relacionan con la charcutería del barrio, el panadero o la dependienta del supermercado. Es una herramienta más de relación". Darnell ha añadido que la tarjeta también es una oportunidad para que las personas vulnerables mantengan el hábito de administrar el presupuesto familiar.

Finalmente, reclamó que las personas vulnerables puedan ir a comprar a los mismos supermercados que el resto de la población y que no exista un modelo que separe a las personas en función de sus ingresos. "Si no apostamos por este modelo, difícilmente podremos fomentar una sociedad que garantice la igualdad de oportunidades. Elegir cómo nos alimentamos es un derecho, no un privilegio", añadió.

El programa de cobertura de las Necesidades Básicas de Cáritas Cataluña a través de sus 706 proyectos atendió a 96.000 personas en 2020, un 60% más que el año anterior debido a los estragos provocados por la pandemia. La inversión superó los 13 millones de euros. "Nuestro horizonte es que todas las personas dispongan de unos ingresos suficientes para llevar una vida digna. Esta campaña se enmarca en la necesidad de seguir trabajando por una política de ingresos mínimos adecuada para todas las personas", añadió Francisco Roig, presidente de Cáritas Cataluña.

La campaña "Yo como tú", que estará presente durante todo el curso 2021-2022 y que cuenta con diferentes soportes comunicativos, quiere sensibilizar a la ciudadanía en general, pero también quiere hacer partícipe a escuelas, universidades, empresas, o clubes deportivos, entre otros, para que puedan caminar hacia este nuevo modelo. La campaña también se extenderá a las Comunidades parroquiales, así como a las Cáritas parroquiales y arciprestales, con el objetivo de dinamizar y ofrecer procesos de reflexión respecto al acceso a la alimentación.