Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

La crisis de salud actual ha puesto en el primer plano la importancia de la investigación en el ámbito de las ciencias de la salud y de las profesiones sanitarias. La sociedad en su conjunto se hace consciente más que nunca que hay que invertir en investigación. No siempre se es consciente sin embargo de relevancia para todo lo que estamos viviendo también de la investigación en humanidades. Por eso quisiera comentar la pequeña contribución de un grupo de investigación que se llama "Psicología, Persona y Contexto", que lo formamos 20 investigadores, además de varios colaboradores, algunos internacionales, en 10 líneas de investigación. Es una muestra modesta pero concreta del impacto de los tiempos actuales en las prioridades de la investigación y en cómo ha afectado la crisis actual en la labor de investigación en el ámbito de la psicología y las humanidades.

En nuestro grupo, en primer lugar, ha habido algunos impactos negativos. Por ejemplo teníamos que acoger el Congreso Europeo de Psicología de Constructos Personales a finales de junio, ya habíamos seleccionado los "abstracts" e iniciado la inscripción. El Congreso se tuvo que suspender, posponiéndose "sine die". Otra actividad afectada fue un proyecto europeo en el marco del horizonte 2020. Estábamos constituyendo el consorcio europeo con instituciones de varios países. Sin embargo, al ser la mayoría hospitales y empresas del mundo sanitario, se tuvo que posponer también este trabajo inicial pues los hospitales y empresas cambiaron de prioridades. Por ejemplo la empresa multinacional que colaboraba se ha estado dedicando a importar material sanitario de China. Así pues este proyecto, que era sobre digitalización e interacción inter-generacional para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, quedó también pospuesto.

Pero no todo han sido cancelaciones. La crisis actual ha permitido iniciar o reorientar nuevos proyectos de investigación relacionados con la crisis sanitaria, tres de ellos internacionales:

  • Un primer proyecto trata de la creación de unos principios con base internacional para la práctica de la terapia o acompañamiento en situaciones de duelo y en todas las problemáticas generadas por la pandemia y el confinamiento. La coordina el ”Portland Insititute for Loss and Transition”. El propósito es que esta investigación derive en prácticas y programas de asesoramiento, formación y supervisión impartida por expertos reconocidos a terapeutas y personas que acompañan en procesos de duelo en todo el mundo.
  • Un segundo proyecto cuenta con investigadores de más de 25 países de los cinco continentes y es sobre el efecto del confinamiento en las relaciones de pareja. Más bien el efecto de las relaciones de pareja en el confinamiento, pues se ha ido confirmando que la gente que vive en pareja y está confinada con su pareja resiste mejor las condiciones del confinamiento. Lo coordina Ashley Randall de la Arizona State University y tiene el apoyo de la American Psychological Association. El Dr. Luis Botella de nuestro grupo es el IP junto con Luis Angel Saul de la UNED en España.
  • El tercero está coordinado por el Institute for Knowledge Innovation and Technology de la University of Toronto de Canadá. Es sobre construcción de conocimiento de forma cooperativa online. Se trata de un proyecto internacional de innovación educativa con el uso de la tecnología para crear conocimiento que ya se aplica en varios países y que impulsa cambios curriculares y metodológicos en todo el mundo. Se trata de encontrar formas pedagógicas genuinas de hacer uso de la tecnología en educación más allá de repetir clases expositivas on-line.

Otro proyecto, este de carácter más local y que hemos también iniciado raíz del confinamiento, estudia sus aspectos psicológicos, es decir cómo afecta el confinamiento los sistemas de creencias, encontrando también factores psicológicos de riesgo relacionados con la salud mental de la población, en este caso española. Estamos encontrando un aumento de estos factores de riesgo psicopatológico debido al confinamiento.

El grupo realiza también una labor de transferencia de conocimiento. Aparte de que en estos momentos algunos miembros del grupo tienen responsabilidades de gestión, lo que les está comportando mucha dedicación en estos tiempos, otros miembros del grupo colaboran en:

  • El Servicio de Orientación Psicológica, atendiendo estudiantes y familias en las situaciones difíciles que ha supuesto la crisis que vivimos, escuchando, acompañando, orientando, ayudando al profesorado a un tratamiento individualizado de las diversas circunstancias que han ido apareciendo.
  • Un trabajo de apoyo psicológico por parte de miembros del grupo a personal sanitario.
  • La dirección de la revista ALOMA que publica artículos sobre el COVID-19.

Muchas de las líneas habituales del grupo han tenido potencial para la transferencia de conocimiento. El diversos investigadores han participado o están participando en algunos asesoramientos, publicaciones o "weminars" on-line, en aspectos como los que siguen: Adicciones a la tecnología y los videojuegos, atención a las personas mayores, el juego infantil, la relevancia de los vínculos familiares, la asistencia psicológica on-line, el teletrabajo, la formación integral o también la misión de la universidad. Además todo esto lo hemos hecho confinados en casa! A pesar de esta difícil situación, en el grupo ha habido una gran actividad y respuesta a la situación actual, una pequeña muestra de cómo este confinamiento ha activado también la investigación. En la crisis sanitaria, económica y social en la que vivimos, junto a la necesaria investigación médica, también es muy necesaria la investigación en humanidades.