×

Mensaje de advertencia

The service having id "_mobile_whatsapp" is missing, reactivate its module or save again the list of services.

Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Hace pocas semanas se han celebrado los primeros veinte y cinco años del programa "Creure avui" ("Creer hoy", en español), producido por el Arciprestazgo de Mataró y emitido por la televisión local m1tv. La celebración ha contado con la edición de un librito conmemorativo, varias conferencias y una misa de acción de gracias. El programa tiene una periodicidad semanal, colaboran unas cuantas personas (a lo largo de los años la lista es interminable) y cuenta con diferentes espacios, todo con una factura más que aceptable. Esto me hace pensar en tres cosas.

 
La primera, para destacar que la creación del programa se debió al impulso del entonces arcipreste, Josep Colomer, y de un ateo irreductible que dirigía la televisión entonces independiente, José Luis Lligonya, que ya ha fallecido. Ambos vieron que les convenía entenderse y no los costó mucho. Cuestión de carácter, sí, pero también de inteligencia. La segunda, para destacar también el papel del director del programa desde el principio, Ramon Safont-Tria, un verdadero líder, paciente, abnegado y profesional (y llegó dirigir también un tiempo el programa "Signes dels temps" en TV3).
 
Y la tercera, poner de manifiesto que, fundamentalmente, la misión de la Iglesia es comunicativa: la de anunciar la buena nueva. Tanto a través de la tradición, como de la liturgia, de la catequesis, la reflexión o de la experiencia. En un mundo como el nuestro, hiperconectado, versátil y abundante en posibilidades comunicativas, encuentro que aún no se ve suficientemente la prioridad que tiene para los cristianos entrar en el ágora de la comunicación moderna, a pesar de los riesgos. También, y tal vez más, a nivel local, sin roucos que distorsionen.
 
____________________
artículo para la revista Foc Nou (Julio 2014)