Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Lo de Radio María me parece un escándalo, y no me meto en el contenido de su programación, sino en la ilegalidad y en el hecho de invadir una frecuencia legal, nada más y nada menos que la de Radio Estel, la radio del Arzobispado de Barcelona. He leído en alguna arte el titular: ¡Guerra de radios católicas”, y me dio mucha pena. En mi tierra suelen decir: “Entre bomberos, no nos pisemos la manguera”, y aquí eso es una clamorosa realidad que clama al cielo y escandaliza a los de la tierra. Se podrá decir también que somos pocos y malavenidos, cuando el mandato de Jesús es que seamos UNO.

No es ni ético ni cristiano, el no aceptar las reglas del juego de la legalidad, y menos que detrás de una Radio ilegal esté e-cristians, eso sí me sorprendió: No tanto que esté detrás de esta Radio, como que lo esté si emite de forma ilegal, “afectando” a la Radio Oficial y legal del Arzobispado. ¿Esto es un síntoma de que en algunas ocasiones los llamados abanderados del catolicismo pueden tener una doble moral? ¿ Tal vez que  el fin justifica los medios, o de que con tal de gritar “MI” verdad, TODO vale?....
 
Esto genera desconcierto, escandaliza, y por lo tanto, no nos hace bien ni a los católicos, ni a los que nos ven obrar.
 
Sería recomendable que se busquen soluciones, entre otras cosas porque Radio Estel tiene un sitio legítimamente conseguido y los oyentes tenemos derecho a sintonizarla, que por algo es la Radio de la Iglesia del Arzobispado de Barcelona.
 
Sería bueno y evangélico un gesto por parte de los “buenos cristianos de Radio María” i de e-cristians.