Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Desde que apareció en un diario de Barcelona, ​​de larguísima tirada, la posible persona que sustituiría al arzobispo actual de Barcelona no hay duda de que han aparecido todo tipo de reacciones, observaciones, comentarios, ante; como debería ser el pastor que liderara, que gobernara, que tuviera cuidado de la diocesis de Barcelona. Incluso han aparecido nombres, han aparecido traviesas, han aparecido apuestas ... todo tipo de precisón respecto qué persona podría hacer de la mejor manera esta gobernanza, este liderazgo, este servicio en la iglesia de Barcelona. Yo sólo quisiera subrayar tres calidades que debería tener esa persona. (...)