Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Abro el día de hoy, 2 de agosto de 2019, “Noticias de Gipuzkoa”, cotidiano que leo todos los días en formato papel, y donde escribo, aunque cada vez mas irregularmente. Tras varias noticias de interés (entre ellas un más que interesante artículo de mi buen amigo Javier Urra “Cuando los padres se vuelven contra sus hijos”), veo en la página 15 del periódico, bajo la rúbrica “Política” una información sobre la tradicional procesión a la Basilica de San Ignacio del pueblo que le vio nacer. Pero, en "Noticias de Gipuzkoa" solamente señalan de esa procesión las autoridades que asistieron, abriendo la noticia con este titular “Etxerat avala la propuesta del Foro Social sobre los recibimientos” (se refiere a los presos de ETA, al salir de la cárcel). Una vez más, lo político se come a lo religioso, confirmándose uno de los agentes y factores de secularización en nuestros país.

Ni una sola línea sobre al acto religioso como tal. Menos aún sobre la homilía de Munilla, quizá porque no encontraron nada para meterse con él, quizá porque ningún periodista del cotidiano estaba en la Basílica.

Después he mirado en Internet, buscando si encontraba alguna información sobre la ceremonia religiosa en la Basílica. No he encontrado nada, salvo en Youtube, en la web de la Diócesis de San Sebastián, con la homilía de Munilla. Pero algunas informaciones hablaban de Etxerat y los presos y, algunas más, de los toros

Si, ayer, la prensa vasca mató, por última vez hasta ahora, a su vasco más universal. El día de su aniversario. Es la Euskadi atea.