Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Leemos este domingo dos fragmentos del capítulo 11º de la carta de Pablo a los romanos (Rom 11,13-15.29-32). Pablo habla a los romanos como apóstol de los paganos. ¿Por qué este calificativo? Después de la estancia en Damasco, de la conversión y de una persecución, fue a parar a la ciudad de Antioquia, allí estaba establecida una comunidad de tendencia helenista, es decir, distanciada de los grupos cristianos que consideraban que para ser seguidores de Jesús era indispensable mantener las tradiciones judías de la circuncisión y las normas de pureza ritual. Pablo se convirtió en un miembro activo y un misionero de aquella comunidad. En la carta a los Gálatas (Ga 2) explica que en la asamblea de Jerusalén se tomó el acuerdo que Pablo se dedicaría a la evangelización de los incircuncisos y Pedro los circuncisos. Posteriormente, al visitar Pedro la comunidad de Antioquia, se produjo una fuerte crisis entre Pablo y Pedro motivada por el comportamiento de este cuando comía con los paganos pero se apartaba cuando vinieron los de la comunidad de Jerusalén. A raíz del conflicto Pablo se distanció de la comunidad de Antioquia e inició por su cuenta una tarea evangelizadora marcada por los viajes misioneros, las cartas y una notable incorporación de paganos en las comunidades. Si se admite que los hechos fueron estos, la misión de Pablo a los paganos se origina no tanto en consecuencia de un acuerdo programático en la asamblea de Jerusalén, sino por el giro en la estrategia apostólica fruto del distanciamiento con la comunidad antioquena.

Paz reivindica ante los romanos el trabajo apostólico llevado a cabo entre los paganos. Lo hace en virtud de su estrategia apostólica, pero sobre todo porque sabe que en la comunidad de Roma hay un contingente muy importante de cristianos provenientes del paganismo. A pesar de esta dedicación apostólica a los paganos, a que viene el interés por Israel?.  Este esperaba que al final de los tiempos los paganos se convertirían gracias a Israel (Is 2,3; Mi 4,1-5); aquí el apóstol da la vuelta al planteamiento porque está convencido de que es gracias a la caída de Israel a los paganos les ha llegado la salvación, es gracias al rechazo de Israel que se produce la misión a los paganos (Hch 13,46). Es curioso el uso del verbo "parazeloô" que significa excitar, provocar celos o envidia. La relación con el texto del Deuteronomio es interesante: "Para despertar sus  celos me valdré también yo de un pueblo que no es pueblo" (32,21); Pablo usa el verbo porque cree que, sin embargo, Israel se salvará viendo celoso los beneficios que la salvación produce en los paganos.

Cuatro veces entre los versículos 30-32 aparece el término misericordia o tener misericordia. Traducen el sustantivo griego "eleos" o formas verbales del verbo griego "eleeô". Los términos se corresponden al concepto veterotestamentario de "hesed" que expresa el amor que ama haciendo más de lo que está estrictamente mandado; "hesed" dice de la fidelidad de Dios clemente y creador. Hablar del "hesed" de Dios es la mejor manera de explicar la llamada universal de Dios dirigida tanto al pueblo de Israel como a los paganos. La manera más acertada de expresar que los planes de salvación de Dios se cumplirán del todo, a pesar de la gran mayoría del pueblo de Israel haya rechazado la propuesta de fe en Jesucristo, es que el "hesed" de Dios es la única realidad que lo hará posible. Gracias al "hesed" de Dios todos los pueblos podrán participar de su salvación. La misericordia libre y gratuita de Dios recibida por los gentiles que en otro tiempo desobedecieron Dios (v.30) no está en contradicción con la fidelidad Dios para con el pacto (alianza) con Israel. Viendo en los paganos los beneficios recibidos y en virtud de la misericordia de Dios que se compadece de todos los hombres también Israel obtendrá la salvación.

Domingo 20º durante el año. 16 de Agosto de 2020