En la maleta

Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Per saber-ne més

Enllaços relacionats

En el Centre de Pastoral Litúrgica ya se notan los aires de verano: algunos ya están de vacaciones, otros las empezarán dentro de poco. Las conversaciones de los últimos días giran alrededor de los viajes que haremos, qué falta por planificar, qué visitaremos… Esperamos que como nosotros, vosotros, lectores, también tengáis la oportunidad de viajar durante unos días de verano. Es por eso que queremos haceros un par de preguntas; la primera: ¿Qué llevaréis en la maleta?

En la maleta

El contenido de la maleta siempre varía según el destino y el objetivo del viaje: si las temperaturas son más altas, manga corta y crema solar; si hace frío, chaquetas y quizá paraguas; si es a la playa, el bañador; si es a la montaña, una mochila y botas, etc. Sin embargo, todos tenemos elementos que consideramos imprescindibles: el cepillo y la pasta de dientes, la ropa interior, el desodorante… Depende de cada uno.

Y a pesar de las preparaciones, es muy probable que en el momento de abrir la maleta en el hotel nos demos cuenta de que, con las prisas, nos hemos dejado uno de los imprescindibles en casa.

Y ahora viene la segunda pregunta: ¿Es la liturgia uno de estos imprescindibles? ¿La ponemos dentro de la maleta, o la dejamos en casa? En esta planificación de las vacaciones ¿tenemos en cuenta cómo continuaremos celebrando el misterio pascual, la Eucaristía, en un ambiente diferente?

En un mundo con tanta tecnología, cada vez hay más aplicaciones para teléfono móvil que muestran el evangelio del día, o aplicaciones para seguir la Liturgia de las Horas cómodamente. Y qué mejor para sentirnos Iglesia universal que celebrar una Eucaristía en una lengua y en una comunidad diferentes de las habituales. Os invitamos a experimentarlo.

Aires de verano

Como hemos explicado en el inicio del texto el Centro se va de vacaciones unos días, es por eso que a partir de hoy la periodicidad de publicaciones en el Blog pasará a ser cada 15 días; pero no os preocupéis, en septiembre volveremos a la periodicidad habitual.

¡Os deseamos un buen verano!

Maria Guarch