Pasar al contenido principal
Por David Jou Mirabent . Vie, 21/06/2013 - 08:00

Uno de los exenmplos de la interacción entre los modelos científicos y la reflexión teológica lo suministra el movimiento de las cosas, la primera vía de SantoTomás de Aquino. La física aristotélica suponía que para que un objeto se moviera se le debía aplicar continuamente una fuerza. Al final de estas fuerzas había un motor inmóvil que era Dios, la verdad, la justicia, la bondad, la belleza.

 

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.