Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Per saber-ne més

Enllaços relacionats

Galería de imágenes

De acuerdo, más que ir a la escuela el jesuita y artista esloveno Marko Rupnik ha creado escuela. Quizás muchos lectores desconocen a este autor y su "escuela", el Centro artístico Aletti, pero muchos de nosotros podemos reconocerlo en la imagen o logotipo que motivó el año de la misericordia de 2016.

En Cataluña, Marko Rupnik ha sido recientemente noticia por el proyecto de decoración del lateral de la iglesia del Santuario de la Cueva de San Ignacio, que se enmarca dentro del quinto centenario de la estancia de San Ignacio de Loyola, fundador de la orden religiosa a la que pertenece el artista, en Manresa, donde escribió los Ejercicios Espirituales. Ahora bien, la primera intervención del artista en los obispados con sede en esta esquina peninsular no fue en Cataluña propiamente, sino en la parroquia de Sant Julià de Lòria, en Andorra, en mayo de 2019. Pero hay otra intervención de Rupnik que ha pasado más desapercibida por los medios, a pesar de estar situada en la misma ciudad de Barcelona: la renovación de la iglesia escolar del Colegio Montserrat, titularidad de la Sagrada Familia de Nazaret, finalizada en julio de 2019. Después de haber visitado la capilla escolar con la M. Mar Sánchez Izuel, directora del centro, apunto algunas reflexiones entorno este espacio desde una perspectiva pastoral y arquitectónica. Antes, sin embargo, conviene ver el vídeo que elaboró ​​el mismo centro:

La innovación pedagógica también afecta a la innovación de la acción pastoral de la escuela

Seguramente hay muchas otras iglesias escolares que necesitan una reforma urgente antes de que la capilla del Colegio Montserrat, que era bastante digna y estaba bien arreglada. Por qué reformarla pues? Para un ejercicio de coherencia y concierto de renovación de espacios. El Colegio Montserrat es bien conocido por la transformación de sus espacios educativos, del que ha sido un referente inevitable. La búsqueda de la excelencia pedagógica conlleva el planteamiento del entorno de aprendizaje, pero la capilla seguía sin entrar dentro de esta investigación para la mejora, de forma que resultaba chocante acceder a un espacio aparentemente ajeno a la dinámica educativa del centro. La reforma de la capilla del Colegio Montserrat invita a otros centros a plantearse cuál es su propuesta didáctica del Evangelio a la comunidad educativa y qué espacios requiere.

Socializar el patrimonio sacro escolar a la comunidad educativa

En el espacio previo de acceso al conjunto de la reforma encontramos un panel con un código QR y una plantilla de zapatos en el suelo, delante de la puerta principal. Con este código se accede a una audio-guía que va explicando el sentido de la intervención a lo largo de unos treinta minutos. Los centros educativos que disponen de un espacio sacro cualificado, en la mayoría de casos, no se toman la molestia de hacer difusión como un valor añadido a su propuesta educativa. Invitar a la visita y conocimiento del espacio sacro escolar es una de las mejores apuestas para entender y compartir el propio carisma y misión institucional.

Un espacio con discurso para trabajar la Narración Bíblica

Marko Rupnik puede haber diseñado y reformado muchas capillas, pero muy posiblemente en ninguna de ellas aparecen espacios complementarios - a modo de Atrio de los gentiles - para trabajar una aproximación a la fe previa a su ingreso. En el caso de la capilla del Colegio Montserrat ha preparado una sala presidida por los dos primeros cuadros y el vitral del cancel diseñados para Rupnik que remiten, en la memoria estética colectiva, a iconos orientales, murales románicos oa las instalaciones nes de Taizé por sus colores anaranjados o el carácter efímero del trazo de las figuras. En este espacio, más allá de la decoración pictórica, el resto del mobiliario es el habitual de uso pedagógico y es donde se lleva a cabo el proyecto GodlyPlay con los alumnos. La temática del mural es el relato de la fe de Pedro cuando es invitado a caminar sobre las aguas (Mt 14, 22-32), texto que lleva también a preguntar por el estado de la propia fe del alumnado.

Para los que no conozcan el proyecto GodlyPlay, sólo apuntar brevemente que se trata de una propuesta de trabajo del relato bíblico a través de la metodología pedagógica Montessori, cuyas religiosas de la Sagrada Familia de Nazaret son buenas conocedoras y llevan años duent- a la práctica y ofreciendo su formación.

Podría caer fuera de la visita pero también es muy interesante ir al otro espacio de trabajo de GodlyPlay. Es interesante porque se trata del aprovechamiento de un espacio aparentemente residual y que suele ser fuente de sorpresas en muchas capillas: el detrás del presbiterio. Integradas en el gran mosaico adivinan un par de puertas situadas en los extremos respectivos de la cerradura de pared. Una, como es de esperar, da acceso a la sacristía mientras que por la otra se accede a la visión del antiguo frontal de la capilla escolar, todo un detalle de preservación de la memoria de un espacio significativo para la comunidad religiosa. Curiosamente, el sagrario de tapa opaca en la parte de la capilla aquí se muestra como una caja de luz en este espacio que tiene el encanto de "lo oculto" o secreto.

Un espacio habitado por la comunidad religiosa escolar

Es un hecho incontestable que las comunidades religiosas titulares de centros educativos han ido a la baja o han tendido a deslocalizarse del recinto escolar, normalmente buscando ser más testimoniales y cercanas en barrios más desfavorecidos. Esta visión ha comportado, de paso, un cierto repliegue de la vida de la comunidad religiosa que sí se ha mantenido en la escuela, prefiriendo a menudo llevar una vida de oración en la intimidad de un pequeño oratorio exclusivo más que empleando el mismo espacio sacro escolar. Este no es el caso de la capilla del Colegio Montserrat, donde la comunidad religiosa hace uso del mismo espacio sacro escolar que la comunidad educativa. Es una buena manera de hacer visible la presencia de la comunidad religiosa en la escuela y también de dar valor al espacio sacro compartido por todos.

Aprender a "jugar" en el nuevo espacio sacro escolar

Resulta interesante también la apuesta de renovación litúrgica de la nueva capilla. Anteriormente la asamblea se disponía de forma lineal mirando hacia el presbiterio. En la nueva distribución se ha combinado el espacio central con el lineal, disponiendo un espacio central elíptico vacío en medio rodeado por las bancadas y reservando sus extremos abiertos para un presbiterio de menores dimensiones que se avanza hacia el centro enfrentado al ámbito litúrgico del ambón situado en el extremo del acceso. Es una actuación que pone de relieve los dos polos de la celebración eucarística, la mesa de la Palabra y la mesa del Pan y el Vino. El espacio propicia la catequesis vivencial de la celebración a la vez que lo actualiza según el espíritu de los documentos conciliares buscando la "actuosa participatio" del alumnado.

El cambio de distribución espacial de la asamblea conlleva inevitablemente la pregunta "cómo se celebra una misa aquí?" porque no estamos acostumbrados a este tipo de distribución pero, al mismo tiempo, es una oportunidad para redescubrir la liturgia como un juego, como apuntaba Romano Guardini en uno de los clásicos de la literatura cristiana del siglo XX: El espíritu de la liturgia.

Dios está en los detalles

"Dios está en los detalles" es una frase atribuida a uno de los padres de la arquitectura moderna, Ludwig Mies van der Rohe, pero también se puede apreciar en el cuidado de la composición de este espacio entendido como una obra de arte total : desde el mobiliario hasta la simbología o la iluminación. El taller del Centro artístico Aletti se ha encargado de la totalidad del espacio y encontramos ciertos elementos que se repiten y dialogamos con la intervención realizada en Sant Julià de Lòria, tales como los tipos de candelabros, los bancos, la proporción y ornamentación del altar, las siete llamas en el frontal del ambón, etc. No es que se trate de una especie de estilo "retail" para capillas, como quien implementa una marca corporativa en una cadena de tiendas que puede estar en cualquier país del mundo, pero sí hay una serie de posicionamientos y detalles característicos adaptados ahora a la realidad de una capilla escolar.